Ciudad de México, octubre 28, 2020 11:55
Libre en el Sur

El alter ego azul

En el pasado mundial de futbol en Brasil, cuando México fue eliminado por Holanda, después del aquel ya famoso #NoFuePenal una noticia llenó de vergüenza a nuestro país: cuatro aficionados de la Selección Mexicana, habían sido detenidos por el tocamiento de las partes íntimas de la esposa de un abogado de Fortaleza y agredir posteriormente a su acompañante, quien trataba de defenderla, informaba la Policía Militar de Ceará, Brasil.

Y el escándalo se hizo mayor al saber de quienes se trataban: Sergio Israel Eguren Cornejo y Rafael Miguel Medina Pederzini, ex asambleístas en el DF por el PAN y en el momento de la detención, brazos derecho e izquierdo del Jefe Delegacional en Benito Juárez Jorge Romero; así como Ángel Rimak Eguren Cornejo y Mateo Codinas Velten, vinculado éste último con la empresa Oracle, supuesto proveedor de la misma Delegación.

El diario brasileño Lance lo relató así: “El delito sucedió en la Avenida Monsenhor Tabosa, próxima a la Playa de Iracema, donde se realiza la Fifa Fan Fest durante el Mundial. Según informaciones de la Policía Militar, un abogado cearense estaba en la avenida cuando el grupo de extranjeros pasó en un taxi y uno de ellos tocó una parte íntima de la esposa del brasileño. Éste intento defender a su compañera y terminó siendo brutalmente golpeado por los mexicanos. El hermano de la víctima también fue agredido, pero con menos gravedad. Después de la confusión, los agresores fueron detenidos por otros ciudadanos brasileños y por la policía que arribó rápidamente al lugar”.

El miércoles 2 de julio, Jorge Romero destituía a larga distancia a sus funcionarios, y se deslindaba de quienes él mismo llamaba “sus brothers”, afirmando además, que él no era su padre y que asumieran sus responsabilidades. Así defendió en ese momento Romero a sus más cercanos colaboradores, ambos directores generales con sueldos de 94,000 pesos mensuales, cada uno.

Durante estos meses, los panistas contrataron como su abogado “asesor” a Xavier Olea, conocido por defender también al corruptazo priista de Granier, exgobernador de Tabasco, cuya hija es investigada actualmente por tener en sus cuentas bancarias 2,500 millones de pesos.

Este mismo abogado, hace 2 semanas, anunciaba que dejaría de asesorar a los panistas y al exempleado de Oracle, por un tema económico, haciendo público que más allá de sus honorarios, estaban los gastos de viáticos, detallando que para trasladarse a Fortaleza y atender el caso, él, su hijo y dos socios del despacho tuvieron que hacer al menos 12 viajes desde la Ciudad de México, con costos de 50 y 60 mil pesos, más gastos de hospedaje y transportación en avión de la capital a Fortaleza, con duración de 4 horas (periódico Excelsior, 31 de octubre).

En esa misma nota periodística, se detallaba que la renta del departamento donde se encontraban los panistas y sus amigos, era de entre 19 mil y 22 mil mensuales. Así, haciendo el cálculo, durante estos meses habrían gastado los panistas, el hermano y el amigo, tan sólo en viáticos de los abogados y la renta del depa, alrededor de 800,000 pesos; esto sin contar, los honorarios del despacho de Xavier Olea, con lo cual, los gastos de defensa deben haber rebasado el millón de pesos. Bastante caro les salió a los jóvenes su cobarde acción.

Varias preguntas surgieron en ese momento y seguramente seguirán sin ser contestadas, destacando la del vínculo de Oracle con los funcionarios de Romero. Igualmente nunca se sabrá de donde salieron los recursos para pagar ese viaje a Brasil. Igualmente no se sabrá, si el delegado Jorge Romero también estuvo en Brasil, antes del mundial, invitado por la misma empresa Oracle.

Pero lo que más nos ofendió a los ciudadanos, es la actitud violenta y misógina de los encargados de las más importantes direcciones de la Delegación, nombrados directamente por el delegado “no me toca”, Jorge Romero. Estos funcionarios en lugar de atendernos como servidores públicos, se encontraban delinquiendo en un viaje sumamente caro.

En público, los panistas se manifiestan a favor de las mujeres, en los hechos les niegan sus derechos y las someten. Se dicen partidarios de la equidad, pero los puestos de dirección son ocupados en más del 80% por los hombres. ¿Qué pasa por la cabezas de estos políticos que, cual Chimoltrufias, dicen una cosa y hacen otra?

Es el alter ego de una generación venida de sábanas de seda e insuflados por el poder, que sienten que la sangre que corre por sus venas no es del mismo rojo que el resto, sino de un azul que los separa de los nacos, la plebe, los indios, tal como lo manifestará públicamente en esas fechas el hermano de un alto directivo del pan capitalino, y también exfuncionario de la Delegación Benito Juárez, el tristemente célebre Pedro Torreblanca Engell.

Esa tan mentada doble moral, que nos hace pensar que si así se comportaron en un país extranjero con una mujer que iba acompañada por su esposo, ¡cómo se comportarían como Asambleístas y como altos funcionarios de la Delegación Benito Júarez! Aquel chat difundido por el portal informativo Sin Embargo, en el que también altos funcionarios panistas de la delegación Benito Juárez, se referían a las mujeres como objetos, con un lenguaje vulgar, soez, altanero –que por cierto, nunca fue desmentido- coincide en el argumento de que estamos siendo gobernados por una pandilla, una verdadera mafia, sin valores ni principios, comandados por el joven delegado, Jorge Romero, balconeado también por medios internacionales, acusado de inflar padrones de militantes del PAN.

Este alter ego, de panistas que seguramente son esposos, hijos, padres, que les encanta destramparse en fiestas de despedidas de soltero, en Las Vegas, en Acapulco, en Brasil, que someten a la mujer, que las tratan como objeto, y que las hacen enfrentarse contra aquel que se atreva a señalarlos por sus malos resultados en la Delegación.

Estos son los panistas que actualmente nos gobiernan, y sólo les recuerdo vecinos, que aquella luminaria fundida, aquella falta de balizamiento, de pavimentación, de poda, de recolecta de basura, de pipa de agua, es corrupción; el exceso de construcciones y de puestos ambulantes, son todas corrupción, y seguramente éstas son las que financian travesuras de burócratas y funcionarios, que en lugar de cumplir con su trabajo, están desperdiciando la oportunidad de ser verdaderos servidores públicos. Se les acaba el tiempo a esta pandilla, les queda menos de un año en el poder, hay que estar atentos, han gastado, y se han clavado demasiado.

¿Regresarán a sus cargos Eguren y Medina? Pregunta de #CiudadanoIncómodo en la Delegación Benito Juárez.

comentarios

Artículos relacionados