Ciudad de México, octubre 30, 2020 02:12
Libre en el Sur

El desastre de la secta de Romero: Sólo uno de cada 10 capitalinos votaría por el PAN para diputados y jefes delegacionales; es el partido con peor imagen

El clan del ahora ex delegado juarense y próximo coordinador de la bancada albiazul en la Asamblea Legislativa, Jorge Romero Herrera, está llevando a la quiebra electoral a su partido, el PAN, pues sólo uno de cada 10 ciudadanos del Distrito Federal votarían por ese partido para diputados y jefes delegacionales.

Al relacionar las opiniones que le son favorables (18 por ciento) y las desfavorables (50 por ciento), Acción Nacional aparece como el partido más desacreditado en la capital del país, de acuerdo con una encuesta de Reforma publicada este martes 7.

Con la protección del líder nacional del PAN, Gustavo Madero, y pese al tamaño del desastre que se anuncia, Romero ha asegurado para sí el primer lúgar de la lista plurinominal panista para diputados locales, sin riesgo de someterse al escrutinio ciudadano, y además convertirse en el líder de la próxima bancada azul.

Y es que él es el jefe político nato del PAN en la capital, quien ejerce el poder por encima del presidente formal, Mauricio Tabe Echartea; correligionarios suyos lo han acusado reiteradamente de “secuestrar” a ese partido y tiene procesos abiertos en el INE por manipulaciones del padrón interno de militantes. (VER SEMBLANZA: http://www.sinembargo.mx/opinion/16-01-2015/30875)

El PAN gobierna actualmente la Delegación Benito Juárez, tras perder en el 2012 las de Cuajimalpa y Miguel Hidalgo. De 66 curules que hay en la Asamblea Legislativa del DF, el blanquiazul cuenta con 13 (11 efectivas, pues un legislador fue dado de baja de sus filas y recientemente la diputada Laura Ballesteros renunció al partido señalando a sus dirigentes de misóginos).

De confirmarse la tendencia presentada por Reforma en esta nueva encuesta, el PAN sufrirá el mayor descalabro electoral en la historia electoral reciente, desde que en el año 2000 se comenzaron a elegir los jefes delegacionales, y podría ver reducida su bancada a un número de entre seis y nueve diputados locales.

Con el 11 por ciento de las preferencias tanto para diputados locales como para jefes delegacionales, el PAN cayó cuatro puntos porcentuales de diciembre pasado a esta fecha y aparece en cuarto lugar, apenas arriba del nuevo partido Encuentro Social (6 por ciento) y del Verde (5). En el caso de las diputaciones federales, la estimación se reduce al 10 por ciento de las preferencias totales.

Tanto Morena y el PRD, que empatan en la cima electoral (con 24 por ciento cada uno), como el PRI (15 por ciento), están arriba de Acción Nacional. Y si al PRI se le suma un cinco por ciento obtenido por el Verde, esa coalición obtiene el 20 por ciento de las preferencias y le saca nueve puntos al PAN, que equivalen casi a la suma de los partidos Humanista (4 por ciento), del Trabajo (2) y Movimiento Ciudadano (2).

La encuesta de Reforma se realizó del 26 al 29 de marzo del 2015 a 780 entrevistados con boleta y urna. El margen de error es de +/- 3.5 por ciento y su nivel de confianza del 95 por ciento.

comentarios

Artículos relacionados