Ciudad de México, octubre 22, 2020 01:34
Libre en el Sur

El plan del panista Jorge Romero y su secta: ‘Incrustar’ diputados federales y locales para su proyecto del 2018

Los “hermanos” del delegado juarense vuelven por sus fueros: Todos aduladores del Fürer panista, se cuentan entre ellos golpeadores, reventadores, improvisados bachilleres y misóginos “apostadores” de secretarias.

Por Francisco Ortiz Pardo y Francisco Ortiz Pinchetti / Especial

Jorge Romero Herrera, el mismo que entre muchas otras cosas firmó como licenciado sin serlo, que contrató como subordinados a quienes luego protagonizaron un escándalo de borracheras y golpes en Brasil, que recibió un descuentazo por parte de una inmobiliaria consentida en la compra de su penthouse de lujo en la colonia Del Valle, que ha agredido a periodistas y que por eso tiene denuncias en la Comisión de Derechos Humanos, ha garantizado para sí, bajo la protección de los dirigentes de su partido, una diputación local plurinominal, sin riesgo de someterse al escrutinio de los vecinos juarenses y que le garantice la impunidad.

Pero eso es sólo parte de una estrategia más ambiciosa con la que El Fürer, como llaman los suyos a Romero Herrera, busca colocar a visibles integrantes de Los Ocean –la secta que se hizo del poder en el PAN a través de manipulaciones en el padrón de militantes— en posiciones estratégicas (sean como diputados locales o federales) que le aseguren para el 2018 ser el candidato a Jefe de Gobierno del DF por el albiazul. Los nombres y la estrategia –en la que está incluido el rescate de Sergio Eguren como su operador político, el mismo que fue condenado en Brasil por dar tremenda golpiza a un hombre luego de manosear a su mujer— fueron confirmados por Libre en el Sur a través de diversas fuentes.

En primer lugar, Romero Herrrera, convertido en el verdadero cacique del panismo capitalino, pretende regalarle una curul a su incondicional bachiller, Luis Mendoza Acevedo, quien a pesar de sólo tener estudios de secundaria, al tiempo que se desempeñaba como dirigente del PAN en BJ cobraba más de 90 mil pesos mensuales como funcionario en la DBJ. Mendoza está siendo investigado en la Comisión de Derechos Humanos por agresiones contra los directivos del periódico Libre en el Sur.

Lo curioso es que el mismo Romero reconoce que Luis Mendoza –alías El Pater— no es buen candidato para disputar el distrito 16 local al que será seleccionado, sobre todo si la perredista Leticia Varela es confirmada como su adversaria. Pero su apuesta es a colarlo en el llamado “repechaje”, es decir que aún sin obtener la mayoría de los votos reciba los suficientes como para ser el perdedor de su partido más votado en el DF y así conseguir la diputación.

Margarita Martínez Fischer, hasta hace unos días directora general del gobierno juarense, es la pieza de Romero para disputar el distrito local 14 de Miguel Hidalgo. Martínez Fisher fue reemplazada en la DBJ por Laura Álvarez, esposa del dirigente panista en el DF, Mauricio Tabe, lo que confirma al delegado juarense como el verdadero “jefe” en Comité Regional del PAN capitalino.

Otro miembro distinguido de Los Ocean, Rubén Aguirre, alias El Potro, quien apareció en chats “apostando” a su secretaria, dejó su cargo como director del Deporte en Benito Juárez para irse como candidato a diputado local por un distrito de Magdalena Contreras.

El ex dirigente juvenil panista, Andrés Atayde, a quien Romero manipuló para ir a reventar un debate entre candidatos a la Jefatura Delegacional en 2009 y al que luego premió con la Dirección Médica de la DBJ a pesar de no ser médico, será también impuesto en la lista plurinominal de diputados locales, al igual que Wendy González, Lady Garnacha, que se desempeñó como funcionaria en el área jurídica de la Delegación BJ mientras era dirigente del PAN en Xochimilco. (ver video: http://goo.gl/YZfe3B)

La estrategia de Jorge Romero incluye el Palacio Legislativo de San Lázaro. Así, una diputación federal inicialmente cedida por el actual jefe de la bancada de diputados locales del PAN, Federico Döring, para que la ocupara Margarita Zavala, no sólo fue arrebatada a la esposa del ex presidente Felipe Calderón sino que el dirigente nacional Gustavo Madero la regaló a Santiago Taboada. Pero Taboada por supuesto no agradeció la candidatura ni a Madero ni al PAN ni a los mexicanos que mantienen a los diputados, sino sólo y sumisamente a su jefe Jorge Romero, lo que hizo público a través de Twitter.

Santiago Torreblanca –secretario general adjunto del PAN-DF y hermano de Pedro Torreblanca –que tuvo que renunciar a la DBJ después de un escándalo por verter opiniones racistas en su perfil de Facebook—tiene prometida también una diputación federal plurinominal. Y para rematar, Romero Herrera ya convence a Olivia Garza, quien tiene amarrada otra pluri, para que abandone al grupo de Döring y se pase a su bando.

Romero decidió que fuese el actual diputado local juarense Christian Von Roehrich quien lo suceda en la Jefatura Delegacional de BJ. Con la candidatura prácticamente en la bolsa –compite internamente contra el ex delegado Germán de la Garza, sin verdaderas posibilidades— Von Roehrich deberá enfrentar en las elecciones de junio el creciente enojo de los vecinos juarenses contra Romero.

Pero los objetivos de Romero no terminan ahí. Según sus cálculos, el PAN puede ganar las delegaciones Miguel Hidalgo y Cuajimalpa. Y por supuesto… con candidatos suyos. En el primer caso pretende imponer, a través de un pacto oportunista y hasta desesperado para impedir que lleguen candidatos de Döring o de Santiago Creel, al ex delegado Demetrio Sodi; y en el segundo a Camilo Campos. De ser así, según lo ha dicho él mismo, estaría lista su plataforma de lanzamiento hacia la candidatura del PAN a la jefatura de Gobierno del DF en 2018.

Y si este “plan maestro” no le resulta, Romero Herrera tiene un “plan B”: Regresar a la Delegación Benito Juárez el 2018… y reelegirse con la nueva ley en el 2021.

comentarios

Artículos relacionados