Ciudad de México, diciembre 5, 2020 08:34
Libre en el Sur

El retiro del Bazar del Parque de los Venados, ‘de mala fe, abusivo, arbitrario e ilegal’ acusan líderes

Dirigentes del Bazar Vecinal del Parque de los Venados, que fue retirado por personal de la Delegación Benito Juárez el pasado 17 de julio argumentando que no cuenta con los permisos respectivos, aseguran en un comunicado que dicho desalojo “se hizo con mala fe y de manera irresponsable, ilegal e ilegítima” y advierten que solicitarán el apoyo del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para presentar una demanda penal “por los delitos de abuso de autoridad, uso indebido de atribuciones y robo agravado cometido contra el PRD mismo y los vecinos integrantes del Bazar cuyos objetos nos fueron retirados y la demanda de amparo para impedir que nos sigan retirando de manera ilegal e inconstitucional”.

En el documento hecho llegar a Libre en el Sur, indican que dicho Bazar Vecinal de Benito Juárez se instala los fines de semana desde el 28 de febrero de 2009, a partir de una idea que surgió entre las integrantes de la Brigada 11 del Movimiento en Defensa de la Economía Popular, en 2008, en medio del peor momento de la crisis económica, con el objetivo de ayudar a los vecinos a sobrellevar su economía familiar. En el Bazar han pasado más de 300 vecinos de Benito Juárez vendiendo comida fría hecha en casa, cortando el pelo, colocando uñas, dando masajes, impartiendo talleres de filigrana en papel, bordado con listón, artesanía en galleta, dibujo infantil, vitral, pintura en madera, pintura en cerámica, costura, globoflexia, papiroflexia, entre otros, así como vendiendo ropa, zapatos, aparatos eléctricos, herramientas, discos, libros y objetos de segunda mano, fundamentalmente.

Libre en el Sur publicó en días pasados la versión de Alejandro Orozco, de la asociación vecinal Mejoremos el Parque de los Venados, según la cual los vecinos habían solicitado desde hace meses ese retiro a las autoridades delegacionales de Benito Juárez, finalmente ejecutado el domingo 17. El lugar, acusó, se usaba lo mismo como “tianguis comercial” que como escenario “para proselitismo y campañas políticas” (ver foto), además de que, asegura, la Contraloría General del DF ya había solicitado a la DBJ “que cumpliera con el Programa de Reordenamiento de Espacios Públicos”. Orozco explicó que la asociación realizará exposiciones de arte que él mismo coordinará, a semejanza de lo acostumbrado en la Plaza de San Jacinto, en San Ángel.

Para los desalojados, sin embargo, el retiro del Bazar se hizo de mala fe, según expresan en su comunicado, “porque hemos notificado a la Delegación cada uno de nuestros movimientos en el Bazar. Es decir, si la autoridad creía que estábamos ocupando el espacio de manera ilegal o indebida, debió haber dado respuesta en ese sentido a cada uno de los 11 avisos que hemos presentado o informarnos hace más de dos años por qué no debíamos instalarnos”.

Asimismo, indican, se hizo de manera irresponsable, “porque el personal de la Delegación cercó a los vecinos del Bazar apoyado con más de 100 comerciantes ambulantes del propio parque, intentando generar un zafarrancho. Es decir, que en vez de cumplir con su obligación de garantizar el orden público, estaba siendo la provocadora de una trifulca que, afortunadamente, impidieron los vecinos al no responder a las agresiones verbales de los comerciantes y trabajadores de la Delegación”.

Fue además una acción ilegal, dicen “porque la Delegación no sólo no señaló, como debió hacerlo, por qué es que considera, si es que es así, que el PRD o los vecinos no tenemos derecho a ocupar el espacio público para desarrollar esta actividad, sino que envió a los servidores públicos a ejecutar una orden de retiro verbal, inconstitucional, porque el artículo 16 de la Constitución señala que todo acto de autoridad debe estar fundado y motivado por escrito”.

Y finalmente, se trató de un acto ilegítimo “porque lo que mueve a la Delegación a realizar este retiro no es ni una preocupación vecinal, ni de conservación del parque y ni siquiera comercial, sino que se trata de una vulgar acción de mezquino interés político, derivado del riesgo inminente que ya prevé el Partido Acción Nacional respecto de la posible pérdida de las elecciones en Benito Juárez en el 2012”.

Los denunciantes, encabezados por la coordinadora del Bazar Vecinal del Parque de los Venados, Alicia García Flores, resumen que la única razón por la que el Bazar no fue retirado ni del parque Álamos ni de Nativitas, donde también se instala cada fin de semana, es que en “el parque de los Venados transitan miles de personas y se distribuyen miles de ejemplares del periódico Regeneración y de La Fuerza del Sol, además de que transmitimos durante más de seis horas cada fin de semana el contenido del Proyecto Alternativo de Nación de Andrés Manuel López Obrador”. Firman también el extenso comunicado los coordinadores del Bazar en el Parque Álamos, Ana Lucero Cruz Santos y Anaí Mendoza Sánchez, y la coordinadora del Bazar en Nativitas, Dolores Sommer.

comentarios

Artículos relacionados