Ciudad de México, octubre 26, 2020 13:52
Libre en el Sur

El silencio de Jorge Romero

En las últimas semanas, la actividad ciudadana se ha incrementado significativamente en la delegación Benito Juárez sobre diversas inconformidades que son muy visibles ya en varias colonias; por el contrario, el jefe delegacional Jorge Romero, y su partido, el PAN, han mantenido un silencio sospechoso y convenenciero. Veamos por qué.

Este 2014 ha sido un año muy complicado para Romero y su gobierno; escándalos que cimbraron su estructura, y que pusieron a trabajar intensamente al equipo político más cercano del delegado: los más notorios, sin duda, las detenciones en Brasil de sus “brothers”, así como la pifia de Pedro Torreblanca, el hermano incómodo del secretario adjunto del PAN-DF, que de manera pública llamó “perredistas, prietos, jodidos, rojillos, chusma y sin varo” a los que opinaron sobre las detenciones de los abusivos y golpeadores panistas en Brasil, señalados por toquetear a una mujer, contrastando su comentario con “los que si podían opinar”, de raza blanca y aria.

Sumado a estos hechos, las constantes quejas de los vecinos, como por ejemplo, las desmedidas construcciones en nuestras colonias y la problemática que acompañan; la proliferación de puestos ambulantes negros del programa de reordenamiento de comercio en vía pública del delegado; así como las constantes quejas por falta de transparencia y opacidad en el gobierno panista delegacional, que como consecuencia, ocasionan pésimos servicios públicos en Benito Juárez: falta de luminarias en muchos lugares, mal servicio de recolección de basura, nulo balizamiento y proliferación de baches en nuestras calles, inexistente servicio de poda, pésimas banquetas en varias colonias, entre los más mencionados y que corresponden atender directamente a la delegación. Punto y aparte la inseguridad, que si bien es cierto no corresponde al gobierno delegacional, si puede este coadyuvar para generar acciones que ayuden a prevenir el delito. Calles más iluminadas, por poner un sencillo ejemplo.

Ante los grandes temas que en estos momentos se debaten públicamente, como los parquímetros y la construcción del Macrotúnel de Churubusco, Jorge Romero ni pío dice. Y, al igual que con la inconformidad de los vecinos generada por la fallida ciclovía de Adolfo Prieto, manda a su equipo de tercer nivel, para cansar a los vecinos y generar confrontación entre nosotros.

Él no se mete. O cómo lo ha dicho públicamente, “a él no le toca”. Pues bien, ante este escenario de constante movilización ciudadana -muy visible, por cierto, en las redes sociales- el equipo del delegado y el propio Jorge Romero ha optado por el silencio. La razón: las elecciones del 2015.

Veamos que está pasando dentro del partido del delegado. Con denunciados padrones inflados, y métodos de elección para candidatos que benefician al jefe de la pandilla, las candidaturas ya se están acomodando. Y en estas aparecen los nombres de Federico Döring, Jorge Sotomayor, y Germán de la Garza, que se presentan como adversarios, -o por lo menos no del mismo equipo político de Romero- contrario a Santi (así le dicen) Taboada, Christian Von Roehrich, y Margarita Martínez Fisher, beneficiados por su presidente en el DF, Mauricio Taboada, íntimo de Romero.

Los escándalos de sus brothers, dentro del PAN, no tocaron a Romero. Las razones, un padrón inflado y controlado en el DF, y también por supuesto la doble moral, a la que yo le llamo el alter ego azul, que domina en Acción Nacional.

Con este escenario favorable al delegado, es como se negocian en estos momentos, las candidaturas en el PAN. Y por estos momentos de negociación política dentro de su partido, es que vemos tan calladito a Jorge Romero. Lo que busca, es imponer a un incondicional suyo para candidato a Jefe Delegacional, encabezar él mismo la lista plurinominal a la Asamblea Legislativa, imponer candidato a diputado local en el Distrito XVII, y a cambio, ceder la candidatura a Diputado Federal correspondiente a la delegación, y ceder igual la candidatura del Distrito XVI local.

Pero no se acaba ahí. Como buen político de ambición desmedida, Romero busca imponer candidatos incondicionales, de su misma pandilla pues, principalmente en las delegaciones Cuajimalpa y Miguel Hidalgo. No de a gratis que anden ya placeando al recién llegado de Brasil, Rafael Medina, en posadas junto con diputados locales del PAN.

Los nombres panistas a cada una de las posiciones que hemos descrito, son lo de menos. Confiado ciegamente en una encuesta que apareció en El Universal, el delegado “no me toca” presume de llevar mano en la selección de candidaturas, y asegura que le dará para ser candidato a Jefe de Gobierno por el PAN en el 2018. Para Romero, las miles de opiniones de los vecinos sobre su mal desempeño como delegado no cuentan. Para él, lo que valen, son su padrón inflado y su compadrazgo con el Presidente del PAN en el DF. Por eso es, el silencio convenenciero de Jorge Romero, ya veremos si su estrategia le da resultado en las elecciones del 2015.

Pregunta de #CiudadanoIncómodo @floresaquino

¿Y como andan las cosas en el PRD y el PRI? Parece que no muy bien. La visible división del PRD evita que lleguen a un acuerdo en el que puedan potencializar a sus dos figuras más posicionadas en la delegación, Lety Varela y Dinorah Pizano. La aparición de las candidaturas en Morena dividirá aún más su votación, con lo que el escenario en estos momentos no se ve muy favorable, además del constante fuego amigo entre sus corrientes, principalmente de Nueva Izquierda, quien forzosamente quiere repartición de presupuesto en alguna candidatura.

En el PRI, según fuentes cercanas a su dirección nacional, se maneja como posibilidad ceder candidaturas al Partido Verde en Benito Juárez, con personajes del perfil como el que manejan aquellos, que según en su análisis, encajan en el perfil del votante en la delegación, tipo Torreblanca, de clase alta, raza blanca y aria. Política de marketing aspiracional.

De Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo, y los otros dos partidos nuevos de los cuales no recuerdo el nombre, no se escucha absolutamente nada en Benito Juárez.

Punto y aparte será el análisis de las candidaturas independientes, cuyos requisitos parecen ser más bien obstáculos para que alguien alcance el registro, además de que estos registros se darán a conocer oficialmente hasta el mes de marzo del 2015; de ser así, será muy interesante saber si estas candidaturas independientes logran convencer la decidia del votante, y le ganen al abstencionismo y la anulación de boletas en el 2015, elecciones intermedias que históricamente, generan muy poco interés del electorado. ¡Las elecciones llegaron ya!

comentarios

Artículos relacionados