Ciudad de México, abril 21, 2024 09:23
Francisco Ortiz Pardo Opinión

EN AMORES CON LA MORENA / Otra vez el Polyforum

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

En el primer intento por edificar una torre de 58 pisos, se talaron 47 árboles alrededor del Polyforum, sin consecuencias legales. 5 años después se pone a “consulta ciudadana” el mismo proyecto.

POR FRANCISCO ORTIZ PARDO

Libre en el Sur surgió en mayo del 2003, hace justamente 20 años, como un periódico impreso con vocación comunitaria, es decir comprometido con los intereses vecinales. Es paradoja y a la vez de relevancia actual que nuestro primer número dio voz a los habitantes de Benito Juárez que se opusieron al Distribuidor Vial de San Antonio, una obra que extrañamente el entonces Jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, hizo recaer en la Secretaría del Medio Ambiente, encabezada por la ahora mandataria capitalina Claudia Sheinbaum Pardo.

El desprecio demostrado entonces por Claudia hacia los vecinos juarenses, que ya avisaban de la inoperancia de obras viales que estimularían más el uso del automóvil, un transporte elitista, y los consiguientes ruido y contaminación, indica que ya desde entonces no es que le importara la calidad de vida de los residentes de esta emblemática zona de la ciudad.

Hoy “la jefa” refrenda su postura: dar la espalda a los habitantes de la ciudad que gobierna. Este mismo martes, como ya se hizo un estilo fast track de la “4T”, y pese a las protestas de organizaciones ciudadanas, los diputados locales del partido oficial pretendieron cambios de uso de suelo para diversas construcciones, sobre todo en Miguel Hidalgo, sin que sea necesario dar a conocer los proyectos para la revisión de los Comités de Participación Comunitaria (Copacos) de las colonias, que se supone son reconocidos legalmente como las representantes de los vecinos a los que afectarían tales obras.   

Y aunque la congruencia y la tenacidad de estas organizaciones se apuntó un triunfo al evitar que fuese derogada la llamada publicitación vecinal, la aprobación de esos cambios de uso de suelo fue apenas pospuesta y quedó intocada la cláusula que permite trámites rápidos para grandes desarrollos.

Mientras este gobierno “descubre” repentinamente la existencia de un enorme negocio inmobiliario irregular que detonó en el 2003, desde el famoso Bando Dos de López Obrador para “repoblar” las demarcaciones centrales, del que pareciera estar ajeno todo militante de Morena en cualquieralcaldía y también los desarrolladores que suelen financiar campañas de todos los partidos políticos, el gobierno de Claudia Sheinbaum da luz verde a millonarios capitalistas para retomar la construcción de una megatorre pegadita al Polyforum Cultural Siqueiros. Ese recinto, joya patrimonial de la ciudad, alberga el mural más grande del mundo, justamente realizado por David Alfaro Siqueiros, uno de los máximos representantes de la Escuela Mexicana de Pintura.

En campaña, Sheinbaum misma cuestionó severamente el proyecto y ofreció impedirlo, durante un mitin en el Parque Hundido de su campaña electoral del 2018, supuestamente poniéndose del lado de la protesta vecinal frente a la deleznable obra constructiva que había sido avalada por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del gobierno de Miguel Ángel Mancera. Pero nada parece importar una vez que se han conseguido los votos para los que se echa el rollo.

En estos 20 años de existencia, Libre en el Sur ha publicado, como ningún otro medio, cientos de publicaciones no solo sobre obras irregulares en la demarcación juarense y otras zonas de la ciudad, sino la consecuente precariedad, el caos, la falta de servicios públicos y la baja en calidad de vida provocados por ese desarrollismo que sirve al negocio y no a la gente. Así fue en su momento con lo del Polyforum, que seguramente las autoridades actuales querrían ahora que no lo hagamos. Claro: Ellos son “diferentes”, inmaculados. Los que vivimos en BJ, ya lo ha dicho reiteradamente AMLO, somos “conservadores” y “aspiracionistas”.

Desde el número 44 de nuestra publicación, correspondiente a enero de 2007, Francisco Ortiz Pinchetti publicó un texto intitulado Se colapsa la Nápoles, cuyo sumario ponía: “La falta de rigor en la aplicación de la ley, la negligencia, los abusos, el ambulantaje y el boom de construcciones, han dado al traste con una de las colonias más bellas y de mejor nivel en la capital”. Eso fue hace 16 años…

Otro ejemplo –solo un ejemplo– de la oportuna advertencia acerca de lo ocurrido en aquel rumbo fue la publicación de agosto de 2016, firmada por Mariana Malagón con el título ¡Es San Pedro de los Condominios! Entre otras cosas decía el texto: “Libre en el Sur ha dado a conocer el caso emblemático de una construcción irregular ubicada en en la calle Primero de Mayo número 139. Se trata de un predio con uso de suelo H3 en el que se construyeron ocho pisos, además de violar la Norma 26 y poner en riesgo dos edificios catalogados como sitios patrimoniales por el Instituto Nacional de Bellas Artes. A pesar de las ilegalidades de la obra, hasta la fecha ni la DBJ ni el Gobierno de la Ciudad de México han resuelto el caso. Los departamentos se vendieron y están habitados”.

La torre del Polyforum no es de menor escala a la propuesta en el gobierno de Miguel Ángel Mancera ni más débiles los argumentos de los vecinos que hoy se oponen a ella. Se trata de un edificio 197.98 metros de altura, con 48 pisos sobre la superficie y otros 11 niveles en sótano. Es obviamente improcedente tan solo por la escasez de agua y la estrangulación de las vialidades, lo cual basta como argumento y prueba para que sea prohibida por el gobierno central, responsable en el caso por tratarse de una obra adyacente a la avenida Insurgentes Sur, una vía primaria. Ya no hablemos de la intervención del centro cultural Polyforum y la alteración de la imagen urbana, un patrimonio que, según se dice, es de todos los mexicanos.

En el primer intento por edificar la torre, en marzo del 2018, se talaron 47 árboles alrededor del Polyforum, sin consecuencias legales. Cinco años después se pone a “consulta ciudadana”, en este caso sí, el mismo proyecto de 58 pisos en total. No son diferentes, pues.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas