Ciudad de México, octubre 27, 2020 01:52
Libre en el Sur

Encubre la Delegación Benito Juárez a panista acusado de racismo; no puede localizarlo, arguye

Después de un mes, la delegación Benito Juárez que encabeza el panista Jorge Romero Herrera respondió al Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) que “no cuenta con datos” para localizar a su extrabajador Pedro Torreblanca Engell, para que continúe la investigación por el comentario racista que emitió en Facebook.

Según el diario Excélsior, Jacqueline L’Hoist Tapia, presidenta del Copred, informó que, debido a que no puede ser ubicado, la denuncia será canalizada a la Contraloría Interna del Distrito Federal, y detalló que, aunque las denuncias interpuestas por la diputada Dinorah Pizano y Leticia Varela, directora general de Prevención del Delito en la Secretaría de Seguridad Pública local (SSPDF), fueron emitidas por discriminación, el consejo las definió como un “llamado de odio”.

El pasado 8 de julio, Torreblanca Engell –hermano de Santiago Torreblanca, el secretario general adjunto del PAN en el DF y miembro del clan de Los Ocean del delegado Romero Herrera– reaccionó en su cuenta de Facebook por los comentarios en contra de los panistas detenidos en Brasil por manosear a una mujer brasileña y propinar brutal golpiza a su esposo, Sergio Eguren y Rafael Medina Pederzini, provenían de “perredistas más prietos de piel que nada, jodidos, rojillos y sin varo, arriba los mexicanos de raza blanca y clase alta”.

L’Hoist Tapia explicó que “el gran problema ahora es que no tenemos cómo ubicarlo, por lo que el caso será notificado ante la contraloría para que continúe con la denuncia. No hay un hecho discriminatorio como tal, pero sí hay una conducta de discriminación que hace menoscabo en la dignidad de las personas. Ellas se sintieron ofendidas, porque, en el caso de Pizano, ella pertenece al PRD”.

La presidenta del Copred consideró, indicó Excélsior, que las declaraciones de Torreblanca Engell deben ser consideradas de riesgo al ser una invitación para discriminar por el color de piel. “Lo que hizo público fue un llamado al odio. Estas acciones sí ponen en situación de vulnerabilidad a un grupo en específico de la sociedad, y cuando alguien pone en una situación de vulnerabilidad puede estar poniéndolo en riesgo de ser discriminado”, explicó.

comentarios

Artículos relacionados