Ciudad de México, diciembre 1, 2020 08:47
Libre en el Sur

Es Jorge Romero pescado en otra mentira con documentos oficiales: La DBJ no ha revocado una sola manifestación de construcción

Una a una, y con rapidez, van cayendo las mentiras del jefe delegacional en Benito Juárez, Jorge Romero Herrera, a sus vecinos gobernados. Después de que afirmó por televisión que en tres meses impidió, a través de revocaciones de manifestaciones de construcción, más de cien edificaciones nuevas, resulta que la propia Delegación Benito Juárez niega por escrito tal cosa.

En el oficio DGDD/DPE/CMA/UDT/540/2013, de hoy 30 de enero, la Oficina de Información Pública delegacional, establece, textual: “Las direcciones generales en cita (de Desarrollo Delegacional) informan que después de realizar una búsqueda minuciosa en sus controles se pudo constatar que dentro del periodo de su interés (a partir del inicio de Romero como delegado) no se ha revocado manifestación de construcción alguna. Asimismo se informa que no se encontró registro alguno de autos turnados a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal”.

El 20 de diciembre pasado, Jorge Romero aceptó en entrevista con Brozo que sí es facultad de las delegaciones revocar las manifestaciones de construcción, y que en uso de ese instrumento había “impedido”, durante los tres primeros meses de su gestión, más de cien obras nuevas. “Si le cayó una gota de mole no se admite en la Delegación. No es que no se admita porque no puedo negarla, sino que se revoca”, asentó.

Todavía en el informe ante el Consejo Ciudadano Delegacional, el lunes 28 pasado, ante la insistente crítica de los coordinadores internos de Comités Ciudadanos por la proliferación de obras ilegales, Romero tuvo la osadía de presumir el dato que dos días después desmiente la Delegación Benito Juárez.

comentarios

Artículos relacionados