Ciudad de México, diciembre 3, 2020 10:56
Libre en el Sur

Parque Hundido: sin bandera…¡y sin tiempo!

El mástil de 50 metros de altura está ahí, pero sin bandera; el reloj floral no da la hora desde hace diez meses; las fuentes del acceso central no tienen agua, pero sí tierra y basura; el monumento a Dolores Del Río, grafiteado; los prados secos, abandonados; las plantas que adornaban la rampa para personas con capacidades diferentes se han secado; la basura se acumula entre los matorrales… Es el Parque Hundido, orgullo de la delegación Benito Juárez.

Desde abril del año pasado, cuando para asombro de vecinos y visitantes dio puntualmente la hora durante tres semanas, el reloj floral del Parque Hundido, icono de la DBJ, no ha vuelto a funcionar, a pesar de los reclamos vecinales y de la llegada de una nueva administración que ofreció “atención inmediata” a las demandas ciudadanas. Cada seis meses, con un gasto superior a los 100 mil pesos, la carátula de diez metros de diámetro es totalmente renovada, con la siembra de 18 mil plantitas –coquetas rojas y amarillas, mimosas, santoninas– y la colocación de tres toneladas de piedra bola para darle forma y color al segundo reloj monumental más grande del mundo. ¿Cuándo le llegará la hora de dar la hora?

La Bandera Monumental de 25 metros de largo por 14 metros de alto se desgarró a mediados de noviembre pasado. Se partió de manera vertical, justo en la colindancia entre los campos blanco y rojo, de tal manera que éste último quedó apenas sostenido al resto de la pieza por tiras en sus dos extremos El octavo lábaro que se daña en tres años fue retirado seis días después. Han transcurrido más de dos meses y no ha sido repuesto por la Delegación Benito Juárez.

El estiaje y el descuido se reflejan en el emblemático jardín de la colonia Extremadura Insurgentes, cuyo nombre oficial el “Luis G. Urbina”. Salvo zonas de fácil acceso a las que se riega con regularidad, la mayor parte de las áreas jardinadas están secas, incluidos prado y plantas. La falta de agua es evidente en las fuentes formadas por estanques que bajan en escalera desde Insurgentes Sur hasta la plaza central, frente al reloj floral que no funciona y la bandera monumental que no está. Además, la tierra y la basura se acumulan en los estanques secos, que dan grima. ¿Y la autoridad delegacional? Tomándose fotos y organizando paseos en bicicleta. Vaya.

comentarios

Artículos relacionados