Ciudad de México, junio 15, 2024 00:51
Política Sin categoría

Falta de medicamentos y caída de consultas son ya crisis de salud pública en México

Se disparan amparos y denuncias contra autoridades sanitarias

Solo en 2022 quedan sin surtir más de 15 millones de recetas; los pobres son los más indefensos.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Los amparos para proteger la salud a la que tienen derecho constitucional los mexicanos, particularmente ante la falta de medicamentos, se dispararon al 600%.

Esa es la información que Reforma revela este jueves como su nota principal en primera plana, donde además da a conocer que van en aumento las denuncias contra funcionarios no solo de la Secretaría de Salud (Ssa), sino también del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad Social para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Lo anterior configura ya una crisis de salud pública, sin tomar en cuenta los más de 800 mil decesos por Covid, un dato derivado de cálculos de instituciones, medios y universidades internacionales, que el gobierno mexicano se niega a reconocer, en medio de una opacidad.

De acuerdo con la información d la reportera Natalia Vitela, en el lapso en que se desmanteló el Seguro Popular y se asumió tácitamente el fracaso del Insabi tras una efímera existencia, se ha desatado “una tormenta” de amparos ante el desabasto, lo que ha implicado un aumento del 600% en ese tipo de juicios.

Mientras que en el 2017 se interpusieron 229 juicios de amparo por carencia de medicinas, en el 2022 se incrementaron a 1,602 juicios. Además, los reportes de robo y falsificación de medicamentos se elevaron 738 por ciento entre 2018 y 2022.

En el Informe Radiografía del Desabasto de Medicamentos, elaborado por Cero Desabasto, se informa que también han aumentado las denuncias ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos en 156 por ciento, solo de 2018 a 2022.    

En entrevista con Reforma, Frida Romay, vocera de dicha organización, que el nivel de denuncias sería mayor sui fuese posible hacerlo a cualquier persona. “Quienes pueden promover un amparo lastimosamente no son todas las personas”, dijo. “El acceso a la justicia está limitado a unos cuantos, y no mes tan sencillo darle continuidad a este tipo de procedimientos”

La activista añadió que “las personas que buscan asegurar su derecho a la salud a menudo agotan todas las opciones institucionales disponibles para recibir los medicamentos, suministros y vacunas que les corresponden por derecho”.

Cero desabasto informó que en 2021 se dejaron de surtir prácticamente 20 millones de recetas; y en 2022 no se surtieron efectivamente 15 millones 251 mil 891 recetas en total en las diferentes instituciones públicas de salud. Ese año, el porcentaje de surtimiento en Chihuahua fue de 30 por ciento y en Agusacalientes de 33 por ciento. Un dato es evidencia del fracaso en materia de abasto de medicinas: En 2018 –todavía en función el Seguro Popular– sólo faltaron de surtir 1,468,217 recetas.

“Una tragedia”, define Andrés Castañeda, también de Cero Desabasto.

Mientras en 2018 se dieron 97 millones de consultas de primer nivel, en 2022 fueron prácticamente la mitad, 50 millones.

Otro dato escalofriante: En 2018, en los servicios estatales de salud, se llevaron a cabo 814 trasplantes, mientras que en 2020 y 2021 se realizaron 199 y 244, respectivamente. Y para 2022 se hicieron 404.

Los números del fracaso de la salud pública en tiempos de Andrés Manuel López Obrador.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas