Ciudad de México, septiembre 18, 2021 23:14
Agosto 2021 Vestigios

Fontana de remembranzas en la colonia Insurgentes San Borja

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Entre los monumentos emblemáticos de la Colonia del Valle –y de toda la alcaldía Benito Juárez— está sin duda la Fuente Monumental de Plaza California, ubicada en la acera oriente de la avenida Insurgentes en su confluencia con el eje 6 Sur Ángel Urraza. La obra data de 1942, y fue inaugurada en noviembre de ese año por el presidente Manuel Ávila Camacho y el regente de la ciudad, Javier Rojo Gómez.

La hermosa fontana marcaba una presuntuosa entrada al entonces fraccionamiento, justo en el centro de lo que es hoy Insurgentes San Borja, el barrio vallesino más exclusivo, cuyas calles convergentes unas y semicirculares otras forman una singular “telaraña”. De la fuente misma arrancan las calles de San Francisco, California, Ángel Urraza y Santa Rosalía.

 En su época, allá por los años cuarentas y cincuentas del siglo pasado, la Fuente Monumental era el centro de una de las zonas de diversiones y espectáculos más concurridas de la ciudad. Ahí precisamente, a sus espaldas, estuvo el afamado cabaret La Fuente, donde actuaron las más rutilantes estrellas de aquellos años. Del lado de enfrente, sobre Insurgentes, estuvieron otros centros nocturnos muy frecuentados, el Terraza Casino y Los Globos, antes de que ese espacio lo ocupara el Tri con su Rockotitlán. Y a unos pasos, construida en 1946, la Ciudad de los Deportes, con el hoy llamado estadio Azul y la plaza de toros México, escenario de memorables hazañas taurinas  

La fuente ocupa la mitad de la Plaza California, que tiene su contraparte en el lado poniente de Insurgentes, un semicírculo que durante décadas fue un pequeño parque público. Ambas partes integraban una glorieta. En 2005, luego de un largo litigio, el parque fue destruido y el terreno entregado a su propietario legal, que lo mantiene como estacionamiento público al no poderse hacer en él construcción alguna, pues está catalogado como área verde.

Según describió Carlos Rafael Salinas, un arquitecto vecino de la colonia Del Valle, el monumento está integrado por cuatro lámparas muy originales elaboradas en piedra y de forma acampanada, así como dos bancas de piedra y un gran espejo de agua que consta de una cascada escalonada y dos fuentes medianas, entre otras. En este conjunto podemos ver las corrientes artísticas y arquitectónicas prevalecientes de ese momento, ya que si bien predominan las líneas austeras del neoclásico también nos encontramos con varios elementos barrocos como el altorrelieve central en forma de pez y varios adornos de la fuente que pertenecen al estilo renacentista español, el cual se manifestó en esta colonia, también, en las espléndidas casonas cercanas a Insurgentes o a División del Norte.

Afortunadamente, la Fuente Monumental de Plaza California está bien conservada y en funcionamiento. Y sigue también siendo un lugar importante de nuestra demarcación. En una hermosa casona que se conserva en la parte trasera, estuvieron las oficinas de Transición del entonces presidente electo de México, Felipe Calderón Hinojosa, desde agosto de 2006 hasta el primero de diciembre de ese mismo año, cuando tomó posesión. Vale la pena detenerse un momento en este monumento urbano y disfrutar, entre el fragor citadino, un jirón de historia y un remanso acuático de paz.

comentarios

Artículos relacionados