Ciudad de México, diciembre 1, 2020 09:09
Libre en el Sur

Frustra proceso electoral autorización de la DBJ para derribar un fresno vigoroso de 110 años por ‘obstrucción’ ¡a edificio irregular!

Luego de que la candidata del PRD a la jefatura delegacional de Benito Juárez, Leticia Varela, acudió con los vecinos de Nonoalco Mixcoac para expresarles “pleno apoyo” en su defensa de un enorme fresno de 110 años de edad que con autorización de la Delegación pretendía ser derribado, y de que el equipo del aspirante del PAN Jorge Romero presionó al jefe delegacional panista por el costo político que implicaría, el delegado Mario Alberto Palacios Acosta anunció que llegó a un “acuerdo verbal” con los constructores para evitar el derribo del árbol.

Y es que no obstante ser de una especie protegida por la Ley y estar según los biólogos oficiales en “buen vigor”, la Delegación Benito Juárez autorizó por escrito la tala del centenario fresno de más de 20 metros de altura y 70 centímetros de diámetro en la colonia Nonoalco Mixcoac, aduciendo que “obstruye” un proyecto arquitectónico que, además, viola el uso del suelo, pues se pretende construir una torre de seis niveles en una zona destinada a construcciones de no más de cuatro pisos, según la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del DF (Seduvi). Por eso, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del DF (PAOT) abrió una investigación tras una denuncia vecinal presentada el 21 de mayo pasado.

El correspondiente permiso de derribo, del cual Libre en el Sur tiene copia, de fecha 14 de mayo de 2012, tiene el número de folio 122/2012 y está firmado por el director general de Servicios Urbanos de la delegación, Gustavo Rojas Cruz. También aparecen las firmas del biólogo Emilio Castro Lozano, jefe de Arbolado, y Jorge Ceballos Deveze, coordinador operativo. El motivo del derribo, se asienta en el propio documento, es que el árbol debería ser tirado por “obstrucción de acuerdo a proyecto arquitectónico” que se pretende desarrollar en el predio de Tintoreto 57, esquina con Watteau.

El fresno es una especie particularmente protegida por la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico del Distrito Federal, que en su artículo 15 lo considera “monumento urbanístico” de la capital, que sólo puede ser derribado cuando pone en riesgo la vida de las personas, por lo que su tala injustificada deriva en un delito ambiental. Según los vecinos de Nonoalco Mixcoac, dentro del predio en el que se pretende construir una torre de seis niveles había cuando menos otros cuatro frondosos fresnos que fueron impunemente talados. En la orden de trabajo 1145 derivada de la autorización del derribo, de fecha 16 de mayo pasado, se agregó la anotación “urgente” para que el árbol fuera talado al día siguiente. En dicho documento, el biólogo Castro Lozano anotó que el “individuo arbóreo” en cuestión “obstrulle” (sic) de acuerdo al proyecto arquitectónico.

Los vecinos, con el apoyo de una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, lograron detener el derribo, que ya se iniciaba, aunque no así el corte de dos enormes ramas que ya había sido efectuado. Al dar la voz de alarma, empezaron a recibir apoyo de organizaciones vecinales y candidatos de diversos partidos. Además de Lety Varela, que se presentó personalmente en el lugar, expresó su apoyo públicamente el actual diputado local por el distrito 20, Fernando Rodríguez Doval, en tanto que el senador Federico Döring, actual aspirante del PAN a la diputación local por esa zona, ofreció intervenir ante la autoridad delegacional y ante la constructora. A su vez, se hizo saber al delegado Palacios Acosta el malestar de su correligionario Jorge Romero por la mencionada autorización del derribo en plena campaña electoral, lo que se consideró como “fuego amigo”. Y entonces el jefe delegacional declaró al diario Reforma que no se talaría el árbol, merced a un “acuerdo verbal” al que llegó con la empresa inmobiliaria Llave.

comentarios

Artículos relacionados