Ciudad de México, octubre 26, 2020 14:04
Libre en el Sur

GDF ajusta el proyecto del túnel de Río Mixcoac… pero insiste en violar la ley; continúa movimiento vecinal para salvar otros 600 árboles

Un ajuste en el proyecto del deprimido vial de Río Mixcoac –que considera evitar el derribo de 256 árboles pero no la violación de la ley al talar otros 600— fue dado a conocer por la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) del gobierno capitalino, mientras que diferentes líderes vecinales manifestaron su rechazo rotundo al nuevo plan de Miguel Ángel Mancera.

La Sobse informó a través de un comunicado que ha convenido con los interlocutores vecinales el reinicio de las obras, lo que fue contundentemente desmentido por los residentes durante una reunión la noche de este miércoles; en cambio, en coordinación con activistas defensores del medio ambiente se preparan ya para realizar nuevas acciones de resistencia, así como a sostener reuniones con académicos expertos tanto en temas ecológicos como de ingeniería vial, en espera además de lo que resulte de la solicitud de un amparo contra la obra y demandas penales en curso por la tala de 200 ejemplares que ya fue realizada.

En dicha reunión, que se llevó a cabo en el camellón de Río Mixcoac con la presencia, entre otros, de Jesús González Schmal, Leonora Esquivel, Abelardo Angles, Gloria Soler, Cecilia Jordán, Hortencia Cristerna, Lourdes Olivares, Guadalupe Tron y Juan Carlos Durán, los vecinos se manifestaron entre dos posiciones, la de su rechazo rotundo a cualquier obra vial por considerarla un peligro para la seguridad de la gente, y la de quienes están dispuestos a conocer una “tercera vía”, a través de una propuesta alternativa “amigable con el medio ambiente”. De cualquier forma, fue unánime su rechazo a la tala de otros 600 árboles que aún están en riesgo.

Entre los ejemplares que se pretende derribar están fresnos, ahuehuetes y cedros, especies protegidas por la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico y Arquitectónico del Distrito Federal, donde se expresa de manera clara y precisa la prohibición de talarlas, salvo cuando pongan en riesgo la vida de las personas.

Sin mencionar una vez más base legal alguna para justificar la tala, la Sobse se comprometió en su nueva proyección a suprimir un carril de la lateral vial del Río Mixcoac a fin de ampliar el “parque lineal” o la banqueta, así como a no talar 256 árboles ubicados en el lado norte del camellón que estaban en la lista inicial avalada por la secretaria del Medio Ambiente, Tanya Müller.

La dependencia informó que se trata de “un esfuerzo de consenso” con los diferentes grupos de vecinos que se han manifestado contra la construcción del deprimido vial, tras una serie de mesas de trabajo en las que participaron además los secretarios del Medio Ambiente y de Gobierno, Héctor Serrano. A la vez que Sobse anunció que próximamente se reiniciarían las obras bajo este nuevo esquema, evitó precisar una fecha pues, dijo, primero informaría del proyecto a la ciudadanía.

comentarios

Artículos relacionados