Ciudad de México, octubre 26, 2020 10:59
Libre en el Sur

Surge corredor comercial de ambulantes del delegado Jorge Romero en Piedad Narvarte; venden comida sin licencia de salud

Los vecinos de la colonia Piedad Narvarte no sólo padecen la permisividad del delegado Jorge Romero ante la destrucción de edificios con valor artístico, como ocurrió con la Octava Delegación de Policía que estaba catalogada por el INBA, sino que además ahora tienen que soportar la instalación de puestos grises de ambulantes promovidos por él mismo.

Efectivamente, sobre la calle de Obrero Mundial de esa colonia, entre Yácatas y Uxmal, fueron colocados tres de esos armatostes, que ofrecen fritangas, carnitas y tacos de guisados sin contar con la licencia de salud respectiva y usando tanques de gas. El propio delegado presumió ante los medios el “prototipo” de esos puestos de ambulantes. Vecinos de la colonia han realizado “clausuras simbólicas” de esos puestos, pero hasta el momento el delegado Romero no los ha removido.

A unos pasos de ese sitio, en la esquina de la avenida Cuauhtémoc y Parroquia –justo frente al predio en que se encontraba la Octava Delegación y donde actualmente se construye un estacionamiento— se descubrió un terreno donde construyen los puestos, encargados a líderes cercanos al delegado Romero y al PAN.

El 25 de febrero pasado Libre en el Sur documentó la forma en que el gobierno delegacional en Benito Juárez transporta indebidamente en sus vehículos oficiales los nuevos “puestos”, que primero eran negros y luego los cambiaron a grises, para ser instalados en diferentes puntos de la demarcación. Se describió, con fotografías como prueba, que esos puestos son transportados desde dicho predio.

En una de las imágenes se ve cómo, a la puerta del terreno, uno de los armatostes es subido a un vehículo oficial, una grúa de la Delegación Benito Juárez que lleva el emblema de “Soluciones”. Un empleado usa una escalera para treparse y asegurar el puesto con cintos. Atrás se ve la estación Obrero Mundial del Metrobús y del lado derecho la valla metálica del predio donde se ubicaba la Octava Delegación.

La autoridad delegacional ha reconocido oficialmente que son los dueños de los nuevos puestos quienes deciden dónde se ponen. Efectivamente, al pedirle a través de su Oficina de Información Pública “informar si la DBJ selecciona, asigna o decide sobre cuáles son los puestos en vía pública que pueden y/o deben ser sustituidos por el nuevo modelo de puestos metálicos”, manifestó: “Al respecto se informa que lo decide cada ambulante que acata el Programa Integral de Reubicación y Reordenamiento del Comercio” (Oficio DGDD/DPE/CMA/UDT/6199/2013).

En otro oficio, el DGDD/DPE/CMA/UDT6198/2013, la DBJ dice no saber nada con respecto a los fabricantes de los puestos, lo que ahora es desmentido de manera elocuente por estas imágenes. “Al respecto se informa –pone dicho oficio—que no es un proceso de gobierno, lo es entre particulares (vendedor/fabricante)”. Encuentra la galería de fotos en:https://www.facebook.com/libreenelsur

comentarios

Artículos relacionados