Ciudad de México, diciembre 3, 2020 22:39
Libre en el Sur

Habla Jorge Romero de ‘reconciliación con los vecinos’… ¡y ratifica en el Jurídico de la DBJ a Luis Vizcaíno, que tiene 67 denuncias en la CDHDF!

En su primera acción como jefe delegacional en Benito Juárez, el nombramiento de su gabinete, el panista Jorge Romero Herrera contradijo sus promesas de honestidad y reconciliación con los vecinos, al ratificar como director general Jurídico y de Gobierno al funcionario de la administración anterior más cuestionado por los juarenses y contra quién hay 67 denuncias por violación a los Derechos Humanos formuladas ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal: Luis Vizcaíno Carmona.

De 104 denuncias que sumó en tres años la Delegación Benito Juárez del ahora exdelegado Mario Palacios Acosta por presuntas violaciones a los derechos humanos, en efecto, 67 señalan como responsable a la Dirección General Jurídica y de Gobierno a cargo de Vizcaíno Carmona, de acuerdo con información oficial de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

En el oficio OIP/624/12 de la Oficina de Información Pública del organismo autónomo, se precisa además que en dichas denuncias se reportan 46 casos sobre vulneración al derecho a la seguridad jurídica presuntamente vulnerados. Y algo especialmente grave: Constan 16 menciones por presuntas violaciones a los derechos de los niños, mientras que son ocho los casos por faltas contra personas discapacitadas. Y además, se le acusa en siete ocasiones por vulnerar derechos de ancianos.


Este jueves, mientras Romero Herrera presentaba a su gabinete durante un acto panista de “toma de posesión” en el gimnasio Juan de la Barrera, en las afueras del inmueble, por el acceso que da a División del Norte, un nutrido grupo de vecinos denunciaba la corrupción precisamente atribuida a Vizcaíno Carmona (foto) en el tema de las construcciones irregulares y las extorsiones a comerciantes y empresarios y pedían el cese inmediato del funcionario recién ratificado.

Ya a finales de la administración encabezada por Palacios Acosta, en menos de dos semanas, al menos dos obras libraron casualmente la suspensión o clausura en Benito Juárez por disposición de la dirección general Jurídica y de Gobierno y los trabajos fueron reanudados sin que el propio titular Vizcaíno Carmona u otro representante de la autoridad delegacional dieran explicación alguna. Uno de estos casos es el de la calle Charco Azul número 6, en la colonia Mixcoac, y el segundo en la calle Sevilla 1016, colonia Portales.

Y en el interior del gimnasio olímpico, flanqueado por integrantes de su equipo de gobierno –entre ellos un sonriente Luis Vizcaíno– Romero Herrera asumía “el compromiso de servir con eficacia y honradez a los juarenses”. Según el boletín oficial de la DBJ, reconoció que “en el ejercicio de gobierno habrá aciertos y errores pero el vecino sabrá perdonar cuando el gobierno se conduce bajo los principios de total honestidad, honradez y honor: es cuestión de honor dar el combate frontal a la corrupción”. (sic).

comentarios

Artículos relacionados