Ciudad de México, diciembre 1, 2020 11:51
Libre en el Sur

Incineran en BJ con honores la bandera monumental del Parque Hundido dañada por el viento en marzo pasado

Justo al conmemorarse el 152 aniversario de la expedición de las Leyes de Reforma hecha por Benito Juárez en el puerto de Veracruz el 7 de julio de 1859, la delegación que lleva su nombre llevó a cabo en colaboración con las secretarías de Gobernación, Educación y Defensa Nacional una solemne ceremonia para incinerar, conforme a la ley respectiva, la bandera monumental que ondeó por nueve días en el mástil del Parque Hundido antes de ser enredada y desgarrada por los vientos.
La ceremonia, efectuada en la explanada de la Plaza Soberanía de la República, en la sede delegacional de Benito Juárez, estuvo encabezada por el jefe delegacional Mario Alberto Palacios, a quien acompañaron los miembros de su gabinete. Participaron alumnos de la escuela primaria Presidente Alemán, así como la banda de música de la Secretaría de Marina y elementos del ejército mexicano.
La bandera incinerada la mañana de este jueves es la sexta que se daña en los últimos tres años, pero la primera que es objeto de un homenaje conforme a lo dispuesto por la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, que establece la obligación de incinerar las réplicas de la bandera nacional y enterrar sus cenizas. Para ello fue colocado un crisol en el centro de la plaza, hasta donde el lábaro patrio dañado fue conducido por cuatro soldados, mientras se entonaba el Himno Nacional Mexicano.
El acto inició en punto de las 10 de la mañana, con el izamiento de la bandera en el mástil de la propia Plaza. Posteriormente, el jefe delegacional subrayó el significado de esta ceremonia y su coincidencia con el aniversario de la promulgación de las Leyes de Reforma. Asimismo, exaltó los valores cívicos y el amor a la patria como fundamentos de nuestra nacionalidad. Y recordó que las banderas monumentales fueron instituidas por el presidente Ernesto Zedillo en 1999 y que la del Parque Hundido es una de las cinco que existen en la ciudad de México. Las otras están en el zócalo, el Campo Marte, el Colegio Militar y el óvalo de San Jerónimo.
La bandera de 14 metros de alto por 25 metros de largo que fue incinerada esta mañana con honores fue izada por el actual jefe delegacional el pasado 4 de marzo, pero los fuertes vientos hicieron que a sólo nueve días de su instalación se enredara y anudara, para luego ir sufriendo diferentes desgarres hasta quedar echa garras. Sin embargo, fue mantenida ahí, colgada como hilacho, durante 17 días, antes de que por fin –y luego de solicitudes de los vecinos y de los diputados panistas de Benito Juárez—fuera retirada, el 8 de abril. Fue sustituida dos meses y medio después por un nuevo lábaro, izado por el propio Palacios Acosta el 24 de junio pasado, que hasta ahora ha sobrevivido a las tormentas de los últimos días.

comentarios

Artículos relacionados