Ciudad de México, diciembre 3, 2020 19:12
Libre en el Sur

Incinerarán bandera dañada del Parque Hundido; van siete en tres años

La Delegación Benito Juárez llevará a cabo el próximo domingo 17 de julio la incineración de la bandera monumental de 24 metros de largo por 15 de alto que ondeó por sólo nueve días en su mástil del Parque Hundido antes de que el viento la enredara y luego desgarrara, en marzo pasado.
Ello ocurrirá durante una ceremonia especial que se efectuará en la explanada de la Plaza Soberanía de la República de la sede delegacional, ubicada en la avenida División del Norte de la colonia Santa Cruz Atoyac, y de acuerdo con lo dispuesto por la Ley de Símbolos Patrios, que establece la obligación de las autoridades de incinerar las banderas desechadas o dañadas, porque no pueden ser reparadas.
El propio jefe delegacional en Benito Juárez, Mario Alberto Palacios, confirmó durante el izamiento del nuevo lábaro monumental, el pasado viernes, que la Secretaría de Gobernación expidió ya la autorización correspondiente para llevar a cabo la incineración de la anterior bandera.
La nueva bandera monumental que ondea en el mástil de 55 metros de altura en el centro del parque “Luis G. Urbina”, conocido popularmente como Parque Hundido, es la séptima que se coloca ahí en los últimos tres años. La primera de esas banderas fue destrozada por el vendaval del 23 de enero de 2008 y transcurrieron 13 meses para que finalmente la Delegación Benito Juárez la restituyera, el 5 de noviembre de ese año. La segunda bandera fue hecha jirones por el viento y la lluvia el 13 de mayo del 2009 y fue mantenida ahí como hilacho al viento durante más de 15 días. Se tardaron en reponerla cuatro meses. La tercera amaneció dañada el pasado 30 de septiembre del mismo año. Cada una de ellas tuvo un costo de 90 mil pesos, según pudo constatarse en la relación de Adquisiciones realizadas por la DBJ, en la página de transparencia de la propia entidad. En la reposición de esas tres banderas durante la administración de Germán de la Garza se gastaron entonces alrededor de 270 mil pesos.
A sólo un mes y medio de dejar la jefatura delegacional, De la Garza izó una nueva bandera, el 15 de septiembre de 2009, seis meses después de que el viento hizo jirones la anterior. Sin embargo, apenas 15 días más tarde, el 30 de septiembre, volvió a dañarse a dañarse, pero esta vez se optó por ponerle un burdo, grotesco parche, en violación flagrante a lo dispuesto por la mencionada Ley. El lábaro tricolor presentaba un orificio de unos 40 centímetros cuadrados en su campo verde, lo que ameritaba por elemental respeto a los Símbolos Patrios ser arriada de inmediato para su posterior incineración. Sin embargo, se le mantuvo una semana en el mástil y luego a la autoridad se le hizo fácil pegarle un parche mal cosido y así, maltrecha, ponerla a ondear a merced del viento. .
La bandera que será incinerada dentro de 20 días fue izada por el actual jefe delegacional el pasado 4 de marzo, pero los fuertes vientos hicieron que a sólo nueve días de su instalación se enredara y anudara, para luego ir sufriendo diferentes desgarres hasta quedar echa garras. Sin embargo, fue mantenida ahí durante 17 días, antes de que por fin –y luego de solicitudes de los vecinos y de los diputados panistas de Benito Juárez—fuera retirada, el 8 de abril pasado.

comentarios

Artículos relacionados