Ciudad de México, octubre 1, 2022 04:04
Alcaldía Benito Juárez

Inicia Sedema en BJ saneamiento de árboles y palmeras de la ciudad

El 30% de los 3.5 millones de árboles y las 15 mil palmeras tienen plaga o enfermedad, reconoce dependencia

Contempla la “poda sanitaria” de 20 mil árboles y 12 mil palmeras, así como la sustitución de 5 mil árboles y 500 palmeras muertas; llama titular a vecinos a participar.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

La Secretaría del Medio Ambiente de Ciudad de México (Sedema) eligió la alcaldía Benito Juárez para dar inicio del “Programa de Saneamiento de Árboles y Palmeras de la Ciudad de México”, que en una primera etapa contará con una inversión de 60 millones de pesos.

Dicho programa, informó la dependencia, tiene el propósito de salvaguardar la salud física de los ejemplares arbóreos, así como detener las plagas y enfermedades que han provocado su deterioro a lo largo de muchos años.

Desde la calle Puente de La Morena, en la alcaldía BJ, Marina Robles García, secretaria del Medio Ambiente, explicó que se trata de un programa de largo plazo que implica un trabajo coordinado entre el Gobierno central, las alcaldías y la participación de la ciudadanía para controlar plagas y enfermedades en árboles y palmeras de la ciudad.

“En la Ciudad de México hay alrededor de 3.5 millones de árboles y 15 mil palmeras, cerca del 30 por ciento tienen algún tipo de plaga o enfermedad, es decir, un millón de árboles con problemas de plagas o enfermedad. Los árboles grandes, las palmeras de este tamaño al estar enfermas representan riesgo para las personas al poder caerse o dañar la infraestructura”, precisó.

Robles García sostuvo que los retos de este programa son: frenar la mortandad de palmeras, que actualmente es un problema prioritario; controlar el muérdago, que afecta a la mayoría de las especies de árboles de la ciudad, y combatir plagas, como los descortezadores y otras plagas que provocan la muerte de cedros y pinos.

“Vamos a hacer varios tipos de trabajos, uno es la intervención directa que será en toda la ciudad y que vamos a entrar desde el Gobierno central a empezar a retirar los organismos que estén muertos o decadentes, vamos a empezar a sanear a través de podas y el mejoramiento de suelos aquellos que también inician en un proceso de enfermedad o deterioro, vamos a propiciar un manejo adecuado de todo aquello que nos permita salvar la mayor parte de los organismos que tengan algún tipo de afectación e iremos haciendo paulatinamente una sustitución para poder enriquecer con especies diversas. Además vamos a hacer un proceso de seguimiento con un Comité Científico que formamos para poder estar viendo cómo vamos controlando y cómo van mejorando las condiciones del arbolado”, detalló.

Aunado a ello, enfatizó, se intensificará la capacitación a las 16 alcaldías para que éstas refuercen el trabajo en las vías secundarias que son su responsabilidad. Adicionalmene, se generarán esquemas de capacitación para que las y los capitalinos que tengan árboles puedan hacerse cargo del saneamiento de sus plantas, orientados por expertos capacitados y certificados por la Secretaría del Medio Ambiente.

“Le pedimos a la gente de la ciudad nos ayude en la medida de que cada vecino, vecina, pueda hacerse cargo de aquellos árboles que tienen enfermos o plagados en sus casas, los puedan atender a través de personal calificado; empresas y técnicos certificadas en la ciudad y que pueden darles los precios justos, siguiendo las reglas y la forma en que aseguran la vida de sus árboles o la sustitución de sus árboles”, comentó.

Foto: Especial

A través del programa para el saneamiento de arbolado y palmeras urbanas, se tiene contemplado realizar la poda sanitaria de 20 mil árboles y 12 mil palmeras, así como la sustitución de 5 mil árboles y 500 palmeras muertas. A la par, se llevará a cabo la mejora de los suelos y se impulsará el fomento de buenas prácticas de manejo del arborlado y palmeras mediante capacitación técnica e información permanente a la ciudadanía.

La titular de la Sedema aseguró que para poder llevar a cabo este programa hay detrás un trabajo de investigación científica con el apoyo de la Secretaría de Educación, Ciencia y Tecnología e Innovación (SECTEI) y que además se combina con la inversión que el Gobierno de la Ciudad de México está haciendo para hacer el programa, el cual contempla el proceso de saneamiento del arbolado y palmeras.

En el Grupo de expertos Cientifico-Técnico participan el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), el Colegio de Posgraduados (COLPOS) y Empresas Privadas. El objetivo es el análisis de la situación actual de la muerte de las palmeras de la Ciudad de México y la conformación de un Grupo Interdisciplinario de Investigación.

Rafael Obregón Viloria, director General del Sistema de Áreas Naturales Protegidas y Áreas de Valor Ambiental, explicó que antes de intervenir el arbolado y palmeras personal acreditado hace evaluaciones en sitio, es decir, un censo diagnóstico para poder definir el trabajo de saneamiento o sustitución.

“Un árbol cuando se enferma empieza un proceso de declinación, es muy importante evaluarlo porque esa declinación si se detecta a tiempo puede atenderse antes de que se muera y eso lo tiene que hacer una mirada especialista, un dictaminador que se capacita por la propia Secretaría del Medio Ambiente en la Ciudad”, dijo.

Isidro Recillas Silva, Subdirector de Diseño y Evaluación de Proyectos de la Sedema, explicó que la mayoría de árboles y palmeras plagados y enfermos se ubican en las alcaldías Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez , Álvaro Obregón y Coyoacán. Sobre los residuos de podas y derribos se contempla acciones de manejo adecuado en el centro de acopio que para este fin se tienen en el vivero de Nezahualcoyotl al sur de la ciudad. También abundo, que las palmeras sanas se reforzarán nutricionalmente, así como la aplicación de Endoterapia y la aplicación de un compuesto orgánico que contiene microorganismos (Bacillius subtilis y Trichoderma harzianum) que previene del ataque de hongos y bacterias detectados en el suelo.

En el caso de la mortalidad de palmeras en la ciudad, se cuenta con registros desde el año 2011. En el año 2015, el Colegio de Posgraduados, institución líder en ciencias agrícolas, forestales y agroalimentarias en México y América Latina, realizó un estudio donde se encontró en el suelo un hongo del género Fusarium, que “pudiera ser la causa de la mortalidad en las palmeras”.

La Secretaría del Medio Ambiente capitalina informó que en el año 2019 realizó análisis de laboratorio que corroboraron la presencia del hongo del género Fusarium, detectado en el año 2015; adicionalmente, se detectaron cinco hongos y dos bacterias más. De ese total de posibles patógenos, seis hongos: Fusarium solaniFusarium oxisporumRhizoctonia sppCylindrocarpon sppPythium spp y Pestalotiopsis palmarum, y dos bacterias: Pseudomonas spp y Erwinia spp; siete se ubican en el suelo y un hongo en las hojas de las palmeras afectadas.

Hasta la fecha, se han retirado y destoconado 72 palmeras muertas, se han podado 97 palmeras vivas y se han plantado 35 de las especies Phoenix Canariensis y 37 individuos de otras especies más resistentes.

Según la Sedema, a toda el área intervenida se le ha realizado un manejo adecuado basado en poda sanitaria, reforzamiento nutricional, aplicación de microorganismos (Bacillius subtilis y Trichoderma harzianum), para el combate de los hongos y bacterias detectados en el suelo, descompactación del suelo para mejorar el drenaje del suelo e incorporación de sustrato mejorado.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas