Ciudad de México, octubre 21, 2020 08:57
Libre en el Sur

Involucran al delegado en BJ, Jorge Romero, en tráfico de influencias por un lío vial; habría actuado juez cívico en favor de una 'amiga' suya, denuncian

Tras protagonizar un lío vial, una supuesta “súper amiga” del delegado en Benito Juárez, Jorge Romero Herrera, amenazó a una vecina de la colonia Del Valle con que “no te la vas a acabar”, según consta en denuncias que presentó la víctima ante el Juzgado Cívico y el Ministerio Público, de las que Libre en el Sur tiene copia.

Los hechos ocurrieron en la calle Cerrada de Colonia Del Valle, en la colonia del mismo nombre, el 29 de junio pasado, casi al mismo tiempo en de dos funcionarios del gobierno de Romero eran detenidos en Brasil, acusados de manosear a una mujer y golpear a su esposo.

Tras recibir las amenazas, según asentó ante la autoridad, y una vez presentados los presuntos agresores en el Juzgado Cívico, Marcela Dávalos Aldape denunció la “parcialidad” del juez cívico Ricardo Hernández Hernández “a favor de mis agresores y en mi contra, acreditando tráfico de influencias, negación del servicio y dilación de la justicia”. (averiguación previa FBJ/BJU/02/T1/01419/14-06). Entre otras violaciones a sus derechos, Dávalos Aldape alegó que al solicitar que se hicieran chequeos médicos a los inculpados, ante la posibilidad de que se encontraran en estado de ebriedad, el juez le respondió que no contaba con médico.

De acuerdo con su testimonio, una de las presuntas agresoras (eran dos), identificada por la Procuraduría Capitalina como Valeria Carolina Pérez Azuara, de 27 años de edad, se dirigió a ella de esta forma: “Mira pinche vieja, soy funcionaria de la Delegación Benito Juárez. Mañana vas a tener problemas y tus carros que tienes en la Cerrada de Colonia Del Valle, mañana se los llevan al corralón por órdenes mías”.

Y luego amenazó: “Soy super amiga del delegado en Benito Juárez Jorge Romero y mañana no te la acabas”.

Los insultos sucedieron al reclamo por parte de Dávalos porque, al salir de su domicilio frente al cual estaba estacionado su auto, se percató que otro vehículo marca Fiat (color verde pistache, placas 995-YYB), en que viajaban las dos mujeres acompañadas de un varón, lo había impactado. En la averiguación previa de la PGJDF quedó asentado que esas personas salieron “en estado de ebriedad”, a instancias de la policía, de la cafetería Fiorentino, “que funciona como bar” en las inmediaciones de la Glorieta Mariscal Sucre.

La vecina aseguró que al no producirse un acuerdo entre las partes después de varios minutos de discusión, el joven de 21 años de edad, identificado como Manuel Alejandro Lima Ríos, le espetó: “Pinche vieja, ya cálmate o no te la vas a acabar”. Marcela Dávalos dijo que su padre, de 76 años de edad, también fue insultado. (En la foto, proporcionada por la denunciante, el auto de los supuestos agresores).

comentarios

Artículos relacionados