Ciudad de México, diciembre 4, 2020 05:03
Salud

La salud infantil en México: por un lado obesidad, por el otro desnutrición y talla baja

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) confirman lo que ha advertido el gobierno federal con respecto a índices alarmantes de obesidad y sobrepeso en la infancia mexicana, pero también revelan las omisiones de la autoridad con respecto a la desnutrición.  

Y es que si bien el sobrepeso más obesidad alcanza al 6.8% de los niños menores de cinco años de edad, otro 4.8% presenta bajo peso y el 14.2% baja talla. Además, un 1.4% sufre emaciación (adelgazamiento patológico).

El gasto per cápita en alimentos se incrementó en los últimos seis años, que por supuesto no significa una mejor alimentación, y con el aumento también en los gastos de salud se ha puesto a la población pobre en una mayor vulnerabilidad. Todavía 17 de cada 100 mexicanos manifiestan no tener acceso a la salud pública y gratuita.

Además, mientras la provisión de servicios públicos de salud representan el 60% del total de las consultas, un 45% refiere haber tenido gastos en su última atención médica.

En ese sentido, cerca de tres de cada 10 personas que tienen algún tipo de cobertura de salud pública optaron por acudir a servicios privados, con participación importante de los consultorios aledaños a las farmacias.

Así pues el estudio, realizado en los años 2018 y 2019 por el Instituto Nacional de Salud Pública, con la colaboración del Inegi, presenta resultados que ponen a los servicios de salud en un lugar que no corresponde con el nivel de ingresos del país: el drama de la desigualdad imperante.

Los datos, dados a conocer este lunes, son elocuentes:

–A pesar de que entre 2012 y 2018-19 hubo una disminución de cinco puntos en la inseguridad alimentaria, una cuarta parte de los hogares mexicanos experimentan la forma más grave de inseguridad alimentaria.

–El 14% de los niños menores de cinco años presentan baja talla. Esa prevalencia es 4.6 veces mayor en zonas rurales que en zonas urbanas.

–El promedio de atención al niño sano fue de 5.5 consultas en relación a las 16 a las que deben asistir. El porcentaje de niños que tienen evaluación de desarrollo infantil temprano es de menos del 20%. Y de esos, cerca del 20% tuvo desarrollo infantil inadecuado.

–33% de niñas y 38% de niños presentan exceso de peso.

 De los alarmantes resultados, el INSP concluye que “los graves problemas de salud y nutrición y la deficiencia en los servicios preventivos para los niños menores de cinco años, indican que es fundamental fortalecer los servicios de calidad para este grupo de edad”.

comentarios

Artículos relacionados