Ciudad de México, diciembre 5, 2020 17:01
Alcaldía Benito Juárez Ciudad de México Cultura Delegación Benito Juárez Medio ambiente

La Sedema de Tanya Müller sale en defensa de ecocidio en Polyforum: No tienen autorización para tirar 47 árboles… sino 54, sostiene

A unas cuantas horas de que Miguel Ángel Mancera deje la Jefatura Delegacional, y tras una enérgica protesta en redes sociales, la Secretaría de Medio Ambiente capitalino salió en defensa del derribo masivo que se lleva a cabo en el predio del Polyforum Cultural Siqueriros, a pesar de que se había ocultado la autorización y evidentemente se pretendió sorprender a los vecinos en Jueves Santo.

Sin embargo, dicha autoridad no ha presentado copia del documento, y dilató más de cinco horas desde que comenzó el ecocidio, lapso en el cual avanzaron las talas mientras un grupo de personas protestaba al exterior del predio. La manifestación vecinal logró parar la tala… por ahora.

Para esa dependencia no importó que los dueños del Polyforum no exhibieran los permisos ni en los tapiales de la obra ubicada en la esquina de la calle Filadelfia y la avenida Insurgentes Sur, en la colonia Nápoles, ni en la sección de transparencia de la página del proyecto en internet.

Por el contrario la Sedema, a cargo de Tanya Müller, precisó que son 54 y no 47 los árboles que autorizó derribar, pero sin hablar de lo que las justifica. En su cuenta de Twitter @SEDEMA_CDMX, simplemente úblicó a las 13:48 horas de este jueves:

“El proyecto tienen una revalidación de la autorización de impacto ambiental, cuya vigencia es del 6 de enero de 2018 al 6 de enero del 2018. Se autorizó el derribo de 54 árboles con una restitución de 267 árboles al Vivero Nezahualcóyotl, así como el trasplante de 135 árboles”.

Foto: Twitter

Lo que se pretende con la tala masiva es dar paso a una mega torre, en zona patrimonial, de 47 pisos para oficinas, hotel, vivienda y comercios, además de nueve sótanos para estacionamientos. El proyecto ha sido reiteradamente impugnado por los vecinos, que lo consideran inviable en una zona que de por sí ya presenta un colapso en tráfico y falta de servicios urbanos.

Libre en el Sur informó por la mañana  de este jueves que, tras una revisión en el portal del proyecto, se pudo constatar la existencia de la resolución administrativa 15867 de la Sedema, cuya vigencia venció en diciembre pasado.

Ahí se especifica que para realizar la tala el propietario debe comprometerse a mantener como área verde el 51% de la extensión del predio ubicado en la esquina de la calle Filadelfia y la avenida Insurgentes Sur.

Todo ello debe ser presentado en un proyecto de Arquitectura del Paisaje Urbano, sujeto a la aprobación de dicha Secretaría. Los árboles talados deberán ser restituidos con otros 260 ejemplares. Sobre el inicio de dichos derribos, sin embargo, nada informan los responsables de la obra, ni en sitio ni por internet.

comentarios

Artículos relacionados