Ciudad de México, octubre 24, 2020 00:51
Libre en el Sur

La Torre Polyforum no sólo sigue viva, sino que ahora se pretende ‘rotar’ 90 grados los murales de Siqueiros

Con un presupuesto “confidencial” y contrariamente a los manifestado por el jefe delegacional de Benito Juárez, Jorge Romero Herrera, el proyecto de construir un rasca cielos en el conjunto del Polyforum Cultural Siqueiros no sólo sigue vivo, sino que ahora se pretende “rotar” 90 grados los murales y acercarlos a Insurgentes Sur, a fin de que el nuevo edificio sea un “telón de fondo”. Sin considerar la concepción original de David Alfaro Siqueiros, en la explicación del proyecto de la firma de arquitectos JDS se reinterpreta “el arte” del muralista mexicano: “Este nuevo marco refleja los murales de Siqueiros en una manera dinámica e interactiva”, como una forma de diálogo con los ciudadanos urbanos, pone en el sitio http://jdsa.eu/poly/, donde se presentan diversas maquetas de la idea del arquitecto belga Julien De Smedt. Mientras no deja lugar a dudas sobre la intención de trasladar el recinto cultural cuando habla de “mover y rotar el Polyforum 90 grados para acercarlo a la Avenida de los Insurgentes Sur, la más larga y una de las avenidas más importantes de la Ciudad de México”, presume que de esa forma “el Polyforum se hace más visible, ya que se acerca y su lado más largo se presenta a la calle. El arte “real” es la fachada, o viceversa, la fachada real de todo el proyecto se convierte en el arte”. Se trata de un proyecto “cultural y comercial” de 80 mil metros cuadrados, denominado Delaware, según el cual dos edificios, el Polyforum y la nueva Torre, quedarían relacionados. La Torre parecería un “lienzo de papel” que, en contraste con las formas angulares del Polyforum se pretende que “baile en la brisa de la ciudad”. Mientras tanto, vecinos de la colonia Nápoles alertan sobre el inicio de las obras en julio próximo, tal como adelantó desde mayo pasado la organización Vive BJ cuando dio a conocer un “expediente secreto” de la torre de 48 pisos que albergaría hoteles, oficinas, comercios, restaurantes y viviendas, además de nueve niveles para estacionamientos. Aunque el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, y el Delegacional Jorge Romero, prometieron que no permitirían que se toque al Polyforum, el proyecto Delaware aparece después de que la Delegación BJ ocultó las manifestaciones de construcción que ha ingresado en favor de la familia Suárez, dueña del Polyforum, y de que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda expedido apenas el 7 de abril pasado un certificado de uso de suelo que autoriza la construcción de la torre. De acuerdo con información a la que tuvo acceso Libre en el Sur, la Delegación registró, en julio de 2008, las manifestaciones de construcción RBJC-138-2008 Y RBJC-144-2008, la primera para cuatro sótanos, 16 niveles y 25045.78 m2 de construcción con uso comercial y la segunda para ampliar otros siete sótanos, 23 niveles y 55,244.50 m2 de construcción para 75 viviendas y uso comercial. (En la foto, una de las proyecciones publicadas por JDS en http://jdsa.eu/poly).

comentarios

Artículos relacionados