Ciudad de México, diciembre 3, 2020 11:41
Libre en el Sur

Lanzan vecinos propuesta de rescate integral de la Delegación Benito Juárez; postulan la prohibición de edificaciones nuevas

Al tiempo que residentes de la colonia San José Insurgentes difunden la foto que aquí se publica de la tala de vigorosos árboles en el predio ubicado en Acordada 100, Armando Landa y Kim López Mills, dirigentes de la organización Vidarboles, convocan a sumar acciones en favor de un rescate integral y sustentable de la Delegación Benito Juárez a partir de la prohibición de construcciones nuevas en la demarcación.

“Los problemas que presenta nuestra delegación por cuestiones de sobrepoblación, exceso de construcciones y falta de respeto a reglamentos y leyes ambientales requieren que nosotros, como grupo de vecinos conscientes entremos en acción iniciando una campaña de restauración del nivel de vida que merecemos y por el que pagamos desde que decidimos vivir en la DBJ”, argumentan en la convocatoria, cuya copia fue entregada a Libre en el Sur.

Plantean que existen suficientes razones para negar la autorización de construcciones nuevas en la demarcación juarense, como la escasez de agua, la falta de electricidad, drenaje saturado, exceso de tráfico vehicular, falta de estacionamientos, servicios públicos deficientes y, de manera muy especial, la tala inmoderada de árboles sanos y maduros. “Los arboles son vitales para todos por muchas razones, principalmente porque nos dan oxigeno, absorben el bioxido de carbono, y crean un ambiente estético y agradable”, fundamentan. Nuestros árboles son el hábitat natural de muchas especies de flora y fauna. La tala para hacer espacio a nuevos edificios habitacionales destruye no solamente los árboles sino un hábitat indispensable para la vida silvestre”.

Para el rescate integral de la DBJ, Landa y López Mills proponen “educar para fomentar el ahorro y evitar el desperdicio de agua, iniciar programas de reutilización del agua y del riego por goteo programado y crear sistemas para cosechar agua de lluvia. También implementar reglamentación para castigar el desperdicio y uso del agua como riego con manguera en calles, así como asegurar el agua para parques, jardines y camellones para evitar se sigan secando. “La situación en nuestros parques es grave”, alertan. “Se evidencia por el polvo que cubre las plantas, flora que se seca, y la fauna que muere o emigra. Los parques son aulas perfectas para educar y crear conciencia en los ciudadanos. Faltan reglamentación y programas de actividades sostenibles”.

En cuanto a la energía eléctrica, dicen que “debemos educarnos sobre el peligro inminente de sobrecargas y de incendios provocados por el estado de saturación de la red. Urge educarnos como no desperdiciar la corriente eléctrica. Asimismo advierten que el drenaje está saturado y azolvado. “Es evidente que falta capacidad para tratar aguas negras y drenaje en general. Un drenaje insuficiente eventualmente traerá problemas graves y enfermedades”. Los vecinos, especialistas en sustentabilidad urbana, sugieren promover horarios escalonados para entradas y salidas de escuelas, empresas, y servidores públicos, así como reglamentar el tránsito de vehículos pesados obligando a éstos a circular en horas no pico.

Se manifiestan por la promoción de una cultura de amor por los arboles y la naturaleza. “Abogamos porque haya una campaña permanente de respeto y amor a la flora y fauna que nos rodea, nos acompaña y nos beneficia, asientan. “Adicionalmente, hacer respetar la reglamentación que prohíbe la tala de árboles y plantas; promover el respeto al medio ambiente, arboles y flora existentes en las facultades de arquitectura y en los reglamentos de construcción. Promover el concepto de que los arboles aumentan la plusvalía de muchas propiedades entre los desarrolladores de vivienda y empresas inmobiliarias como actualmente sucede en algunas ciudades en Estados Unidos. Convertir lotes baldíos en parquecillos y plazoletas. Promover patrocinios ó apadrinamiento de lotes de parques. Responsabilizar a las empresas o los grupos y asociaciones de vecinos del cuidado y mantenimiento de nuestra flora y vida silvestre”.

La convocatoria de Landa y López Mills –quienes se han distinguido en los últimos días por su lucha tenaz contra la tala de 19 árboles en un predio de la colonia Del Valle en que se pretende construir un edificio más– está abierta a todos los vecinos de la DBJ. Quien esté interesado puede enviar sus datos a la dirección electrónica [email protected] o visitando la página Vidarboles, en Facebook. “Estamos empezando, requerimos reunir un número significativo de vecinos para integrarnos como asociación formal, causar impacto y pasar al siguiente nivel de gestiones”, dicen.

comentarios

Artículos relacionados