Ciudad de México, julio 12, 2020 20:37
Junio 2020

Las mentiras del Presidente

Mientras tanto, crea una “nueva normalidad voluntaria”, sin solución frente a la pandemia y a la crisis económica que se avecina. Su irresponsabilidad y su arrogancia nos están llevando al fracaso como país. No vamos “requetebién”. Ya es tiempo que el presidente deje de tener otros datos, deje de deslindarse y empiece a gobernar.

OPINIÓN

POR FERNANDA BAYARDO SALIM

Llevamos 18 meses de gobierno de López Obrador, quien prometió hacer historia, prometió una transformación. Y hasta hoy, la transformación solo fue dejarnos peor.

Según Jorge Ramos, destacado periodista mexicano, su primer año de gobierno fue el peor de la historia desde la Revolución. Y es totalmente cierto. La realidad lo rebasó.

En economía, decía que íbamos bien antes de la pandemia. Prometió un crecimiento económico dos veces mayor al que teníamos antes de su gobierno. Pero en lo que va del sexenio, no solo no hemos crecido, sino que nuestra economía se contrajo, algo que no había sucedido desde la crisis de 2009.  ¿Preocupa? La cosa se pone peor, los analistas estiman que en 2020 la caída será del 7.4%.

En seguridad, su gobierno tuvo el peor primer año de los últimos 5 sexenios, con las cifras más altas de asesinatos y secuestros. Prometió atender las causas de la violencia combatiendo la pobreza y creando empleos. Sin embargo, tan solo en los últimos dos meses se han perdido más de medio millón de empleos.

Ante la emergencia, el presidente dejó a su suerte a miles de empresas y millones de trabajadores; de sus llamados programas prioritarios, solo 8 de 19 buscan combatir la pobreza, y, según CONEVAL, las personas en situación de pobreza extrema se duplicarán.

Su mismo gabinete llegó a calificarlo como el presidente más feminista. Sin embargo, el presidente sigue negando que la violencia contra las mujeres exista, pese a las miles de llamadas de auxilio al 911 durante esta pandemia.

En corrupción, prometió combatirla fervientemente. Sin embargo, ha adjudicado de manera directa el 78.16% de los contratos del gobierno, beneficiando a gente muy cercana a su gobierno, como Manuel Bartlett y su familia. ¿Al margen de la ley nada, por encima de la ley, nadie?

Prometió hacer valer la soberanía de nuestro país frente a Donald Trump. Ahora somos su muro en nuestra frontera sur. Prometió atención médica y medicamentos, pero desapareció el Seguro Popular y hoy nuestros doctores no tienen insumos para combatir la pandemia.

Prometió acabar con los fraudes electorales. Ya lleva dos en 18 meses, dos consultas a modo: el Nuevo Aeropuerto y la planta cervecera en Baja California, cancelando dos proyectos de inversión de miles de millones de pesos para nuestro país. ¿Esa es su verdadera democracia? ¿Eso es impulsar la inversión en nuestro país?

Mientras tanto, crea una “nueva normalidad voluntaria”, sin solución frente a la pandemia y a la crisis económica que se avecina. Su irresponsabilidad y su arrogancia nos están llevando al fracaso como país. No vamos “requetebién”. Ya es tiempo que el presidente deje de tener otros datos, deje de deslindarse y empiece a gobernar.


Consejera del PRI en la Alcaldía Benito Juárez. Facebook: Fer Bayardo.  Twitter: @ferbayardo Instagram: @ferbayardo Correo: [email protected]

comentarios

Artículos relacionados