Ciudad de México, octubre 30, 2020 02:10
Libre en el Sur

Las nuevas generaciones creen que el cambio es posible

Por Patricia Alfaro Moreno

Este 9 de marzo los integrantes de Wikipolítica nos hicieron una invitación a los ciudadanos que de alguna forma hemos participado en comités, colectivos, presupuestos participativos, OSC, investigación, o simplemente hemos tenido el interés de hacer algo para mejorar las condiciones del lugar donde vivimos, y que con una o varias acciones hemos logrado el cambio.

La reunión se realizó en el Audiovideorama del Parque Hundido. Me encantan los espacios abiertos, me dan la sensación de libertad y de que todo lo que allí se pueda expresar saldrá volando para llegar a muchos oídos.

Pensé que me encontraría a muchos conocidos, de esos compañeros que nos hemos reunido en el abrazo al Polyforum, o defendiendo el predio de la Octava Agencia del Ministerio Público, o abrazando árboles en Mixcoac para que no fueran talados… Pero no fue asi, solo unos cuantos; bueno por no decir que solo uno. Lo que no esperé fue ver a tanta gente joven. Esa gente joven que necesita nuestro país, con sueños como los que muchos de nosotros también tuvimos y que a lo mejor no encontramos la manera de hacernos escuchar, o eran otros tiempos en los que los adultos nos tachaban de revoltosos, de locos soñadores.

Buena sorpresa me llevé cuando uno de los integrantes de Wikipolítica invitó a los asistentes a que pasáramos al frente, aquellos que quisiéramos contar alguna historia de lo que hemos hecho para mejorar nuestra comunidad, en ese instante se sintió tensión, porque como es nuestra costumbre que solo nos inviten a escuchar, no íbamos preparados para pararnos a hablar. Bastó que se parara el primero para que, de allí, varios nos animáramos. Lo curioso es que los primeros en apuntarnos fuimos los ya no tan jóvenes y, aunque en un principio con nervios, ya despues fluyó de maravilla: Eso motivó a que los jóvenes se levantaran a contar sus historias, y lo que estaba planeado para la intervención de 10 personas se amplió a 15; de haber tenido más tiempo seguramente habrían participado más personas.

Cada una de las historias que allí escuchamos son muy diferentes; de la manera en que cada uno iniciamos en este maravilloso mundo de los sueñosy las acciones por mejorar las cosas, así como la diferencia de edades de quienes las platicamos; y muy seguramente también las creencias. Lo que al final parece ser una constante es la esperanza que existe de que si cada uno de nosotros hacemos algo, vamos a poder generar un cambio positivo en nuestra comunidad.

Estoy segura de que si hay algo en este país que no nos pueden robar, son las ilusiones. La ilusión de que las cosas pueden mejorar, de que no es normal que vivamos pensando que ya nada podemos hacer cuando; vemos que se cometen actos de corrupción, cuando pasamos por una calle y no podemos caminar porque las banquetas se encuentran en mal estado o llenas de mesas y sillas de un restaurante, o que una calle es insegura por falta de iluminación, que los ciclistas no pueden circular de manera segura, que junto a tu casa construyen un edificio que daña tu propiedad, que te puedes quedar sin agua por días y no haya quien se haga responsible, y como estas muchas cosas más que nos han llevado a vivir en el caos.

No creas que para generar el cambio es necesario hacer cosas extraordinarias, cada uno de los actos que realizas, como: no tirar basura en la calle, levantar las heces de tu perro, barrer la banqueta de tu casa, van generando el cambio, por que al final es algo que se trasmite a los que viven contigo y a tus vecinos.

Gracias a ti por haber llegado casi al final de mi colaboración; quiere decir que te interesa pertenecer al mundo de los sueños hechos realidad. Si tienes alguna historia que contarnos, contáctanos a través de las redes sociales de ViveBJ o a [email protected]

Es importante reconocer el esfuerzo realizado por Wikipolítica para llevar a cabo este evento, abrir un espacio para que los ciudadanos podamos expresarnos y contar nuestras experiencias y, más aún, que eso sirva para elaborar un libro colectivo que será entregado a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

comentarios

Artículos relacionados