Ciudad de México, diciembre 1, 2020 11:39
Libre en el Sur

Llegan, se van… y no pasa nada

Constructores de vivienda que operan en la demarcación Benito Juárez iniciaron proyectos sin antes haber realizado la manifestación de edificación a la que, por ley, están obligados. Pese a ello, el gobierno delegacional ha permitido que continúen los desarrollos inmobiliarios. Esta información no tendría nada de relevante, pero resulta que se dio a conocer en febrero del 2007. A más de cuatro años, las denuncias siguen siendo las mismas y, por supuesto, las respuestas de las autoridades de Benito Juárez también.

Autoridades de otras delegaciones como Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón, obligadas por los vecinos organizados, han hecho cumplir la ley de desarrollo urbano. Hace pocos días en Álvaro Obregón fueron cerrados trece establecimientos mercantiles, y clausuradas algunas obras en varias colonias a denuncia expresa de los vecinos. Se llevaron a cabo operativos con la finalidad de verificar el cumplimiento de las normas en materia urbana. Del total de clausuras, nueve se refirieron a terrenos con obras de edificación no declaradas o bien, que no cumplían con los mandatos correspondientes en materia de protección civil. Otro ejemplo. En esa demarcación hace un par de semanas se suspendieron los trabajos de construcción de un edificio de 11 pisos, por no contar con medidas de protección civil.

Tomamos en cuenta estos casos con el propósito de que en una acción conjunta de los vecinos y los comités ciudadanos de nuestra delegación exijamos a las autoridades correspondientes que actúen en la aplicación de la ley para que sean respetadas las áreas verdes. Se trata de evitar se siga llenado de concreto los parques. Son espacios verdes indispensables para las personas adultas, para los niños, para ti y para mí. Cabe recordar que la delegación Benito Juárez casi no cuenta con parques, o lugares de esparcimiento naturales debido a que las autoridades dan preferencia a la construcción de edificios, y no así a la creación de áreas verdes. Las autoridades de Benito Juárez deben establecer políticas que aseguren el equilibrio urbano, para una convivencia sana de la gente, y dejar de pensar que lo primero son los negocios con las inmobiliarias.

Ya es común que las autoridades de dicha demarcación, en el marco de la corrupción y tolerancia, expiden certificados de uso de suelo y documentos firmados donde se manifiesta el inicio de obras. Para con las inmobiliarias, Mario Palacios, delegado en Benito Juárez, se muestra tolerante porque su relación con estas empresas le representan pingues negocios. Pero con los vecinos que protestan por la invasión de predios presenta políticas contrarias: de presión y represión. El delegado cada vez se muestra más intolerante con los vecinos de Benito Juárez. Los habitantes de la demarcación que cada vez se dan cuenta que las prioridades vecinales son muy diferentes a las de la autoridad delegacional. Otras demarcaciones de la ciudad sí cumplen con las reglas de desarrollo urbano. Por eso es necesario exigir a la delegación Benito Juárez haga lo mismo, para hacer posible el equilibrio urbano. Todos aspiramos a una vida estable y sana. Ayúdanos para que Benito Juárez sea un lugar digno para vivir.

*Vocero del PRI-DF

comentarios

Artículos relacionados