Luego de más de tres meses de interrupción, periodo durante el cual pareció abandonado a su suerte, el predio expropiado en la calle Millet 72, en la colonia Extremadura Insurgentes, y restituido al Parque Hundido es de nuevo objeto a partir de este miércoles de los trabajos de una cuadrilla del gobierno capitalino que construye un área jardinada y una rampa para discapacitados, tal como lo ofreció Marcelo Ebrard. el 29 de septiembre pasado.
Sólo que el jefe de Gobierno del Distrito Federal se comprometió ante los vecinos en aquella ocasión a que, por un lado, antes de terminar 2010 los trabajos estarían concluidos y, por el otro, se darían a conocer los nombres de los funcionarios involucrados en la apropiación ilegal de terrenos del parque “Luis G. Urbina”, como en realidad se llama, y la construcción de una torre de seis pisos que finalmente fue detenida y demolidos cimientos y dos plantas que ya se habían construido. Ni lo uno ni lo otros se cumplió.
En ese predio, literalmente metido en el Parque Hundido, se pretendió construir con documentos apócrifos, según ha reconocido la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del DF, un edificio de seis pisos para departamentos de lujo, cuya manifestación ingresó la delegación Benito Juárez durante el gobierno de Germán de la Garza Estrada (2006-2009). Una intensa movilización ciudadana, encabezada por la asociación Vecinos del Parque Hundido, obligó a que el Gobierno del DF concretara en junio del año pasado la compra del inmueble en más de 20 millones de pesos, la mitad pagada con recursos de la DBJ.

El pasado 29 de septiembre Marcelo Ebrard acudió con los residentes para dar el “banderazo” a la demolición de la obra negra del malogrado edificio. El predio de Millet 72, anunció, sería integrado al parque. Héctor Rojas, líder del movimiento vecinal, le pidió ir tras quienes permitieron las corruptelas. El jefe de Gobierno le aseguró que en un mes daría a conocer los resultados de una investigación y que se sancionaría a los funcionarios culpables, “del nivel que sean”, cosa que hasta la fecha no ha ocurrido. Ebrard tampoco cumplió su promesa de concluir una rampa de acceso peatonal y la nueva área ajardinada antes del 15 de diciembre. Desde la segunda semana de ese mes se suspendieron los arreglos, con lo que apenas se dejaron marcados los trazos sobre el terraplén. Y es hasta ahora, más de tres meses después, que se reanudan.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts