Ciudad de México, junio 12, 2021 06:55
Mayo 2021

Mamás en pandemia / Temer respirar

Ser madre per se reta nuestra inteligencia y capacidad para sobrevivir en un sistema que no acaba de entender de equidad de género y derechos de los niños. Tiene como condición ser mujer.

POR KARLA ROJAS TRANGAY

Mamá del latín mamma. En todas las lenguas romances, madre. Raíz del verbo mammare, que nos da de mamar, que nos nutre. Así, ser madre significa dar vida, traer al mundo, nutrir y proteger.

Yo agregaría amar y conducir a un nuevo ser por los senderos a veces hermosos -a veces terribles- de la existencia. Prepararlo para interactuar con este mundo y sus habitantes, humanos y no humanos, para lograr que pueda desarrollar todas sus capacidades y así disfrutar en plenitud, la maravilla de estar vivo.

Ser madre per se reta nuestra inteligencia y capacidad para sobrevivir en un sistema que no acaba de entender de equidad de género y derechos de los niños. Tiene como condición ser mujer. Tengo el gran privilegio de ser madre de una hija. Una criatura hermosa que tendrá que aprender las habilidades propias de nuestro género para crecer y triunfar en esta sociedad, gracias y a pesar de él.

Este especial de Libre en el Sur, me llevó a la película “Madre” de Darren Aronofsky a la todavía hermosa casa de la bellísima Jennifer Lawrence cuando es invadida por los invitados -no invitados- en un proceso de inevitable destrucción, en un claro oscuro verde-gris que apela a la naturaleza que hoy destruimos sin compasión y a la desolación polvorienta que nos espera si seguimos acabando con el hábitat de las especies silvestres.

Ser madre en la pandemia nos exige honrar la historia que nos antecede transmitiendo el legado cultural de nuestra especie, pero también ser humildes y reconocer que los valores que nuestros padres nos inculcaron en mejores tiempos se han trastocado para siempre.

Confieso que esta tragedia que ha dejado millones de muertos en el mundo, en su inicio me permitió poder encerrarme con mi niña, reflexionar juntas y trabajar para sacar a nuestro país adelante.

Después tuvimos que replantear.  Pruebas de COVID para visitar a los abuelos, para ver brevemente a algunos amigos. Pánico de que las pruebas no fueran suficientes y de que todos termináramos contagiados.

Soy amante de distopías literarias y fílmicas, pero nunca imaginé que llegaría el momento en el que temeríamos respirar… en el que debería enseñar a Nadia a ocultar su sonrisa angelical tras un tapabocas.

Ser mamá en la pandemia es buscar la manera de nutrir y proteger a Nadia, logrando que sea digna heredera del legado de nuestra especie, y a su vez, protagonista de la restauración ecológica, económica y social que nuestro planeta tierra requiere.

Bióloga, planeadora territorial.

comentarios

Artículos relacionados