Ciudad de México, abril 25, 2024 08:57
Sociedad

Ola Morada de miles alza la voz por justicia y una vida sin violencias

Diferentes columnas de mujeres, niñas y adolescentes partieron esta tarde desde distintos puntos de la Ciudad de México para marchar en el marco del 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, que conmemora años de lucha de esta población para exigir el respeto a sus derechos y espacios libres de violencia.

POR MONTSERRAT ANTUNEZ ESTRADA / SIN EMBARGO

Con reclamos por espacios libres de violencia, por justicia para las víctimas de feminicidio y desaparición y con la esperanza de seguir haciendo alianzas, miles de mujeres, niñas y adolescentes llegaron el Zócalo capitalino para conmemorar el Día Internacional de las mujeres. Ellas piden que, en lugar de felicitarlas, se les respete.

Hasta después de las 18:30 horas los contingentes seguían llegando frente a Palacio Nacional, cubierto con vallas de metal que desde ayer fueron intervenidas por mujeres que escribieron con pintura blanca los nombres de víctimas de feminicidio y desapariciones por las que exigen justicia.

Foto: Margarito Pérez Retana / Cuartoscuro
Foto: Mario Jaso / Cuartoscuro

En la plancha del Zócalo, mujeres cubrieron con nombres y rostros de hombres señalados como agresores las letras de plástico con las iniciales “CDMX”, también las usaron para colocar los carteles con los que marcharon. ¡Vivas se las llevaron, vivas las queremos!”, corearon.

Sentadas en el piso, miles se siguen manifestando al escribir las consignas “ni una más” o “lucha hoy para vivir mañana”.

Un grupo de manifestantes golpeó las vallas, cuando hombres que no marcharon se acercaron a observar les pidieron irse. “No es un show, estamos protestando”, gritó en un altavoz una mujer vestida de negro y con el rostro cubierto.

Otras golpearon con martillos las vallas y lanzaron limones, minutos después bombas de gas hicieron que vayas se replegaran corriendo.

“Los cuerpos no son objetos. Hoy no es un día de festejos, es de lucha. No queremos felicitaciones, queremos una reconstrucción como sociedad donde las mujeres verdaderamente podamos tener una vida libre de violencia”, dijo Rosy, una joven de 22 años que viene desde Ecatepec, Estado de México, uno de los municipios más peligrosos.

“Somos un acto de valentía”. Foto: Montserrat Antúnez, SinEmbargo.

Hasta después de las 18:00 horas los contingentes seguían llegando al Zócalo, ahí las letras de plástico con las iniciales de la CDMX fueron cubiertas con nombres y rostros de hombres señalados como agresores, también las usaron para colocar los carteles con los que marcharon. ¡Vivas se las llevaron, vivas las queremos!”, corearon.

Además de las consignas, las mujeres protestan esta tarde con mantas bordadas, otras arrojan azúcar pintada de verde, el color adoptado en Latinoamérica para acompañar la lucha por el derecho a la interrupción legal y gratuita del embarazo.

Las protestas de quienes se detienen con martillos a romper esculturas o con aerosol a pintar paredes y los pisos son respaldadas por los contingentes, quienes les gritan: “¡Sí me representan!, ¡sí me representan!” o la frase “fuimos todas”.

“Quisieron enterrarnos pero no sabían que somos semilla”, se leía en uno de los carteles de las miles de mujeres que hoy marchan en diversos puntos de la Ciudad de México para protestar por un alto a la violencia.

Diversos contingentes partieron esta tarde desde puntos como el Monumento a la Revolución, el Ángel de la Independencia y la Glorieta de las Mujeres que Luchan, espacio donde familiares de víctimas de feminicidio y personas desaparecidas protestan con encuentros y actividades culturales desde 2021.

“¡Alerta, alerta, alerta feminista, que América Latina será toda feminista!” y “¡señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente!”, gritan está tarde las manifestantes que avanzan hacia al Zócalo capitalino.

La Ciudad de México es uno de los puntos en donde miles de mujeres han salido a manifestarse. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo.

Algunas manifestantes acudieron a marchar de la mano de sus hijas, una situación que se ha vuelto común en estas movilizaciones.

“Marcho porque no sólo me acosan a mí, también a mi hija, de 10 año. Esto debe parar”, dice una de las asistentes. Junto a ella, vestidas de morado y con una pancarta. Su hija responde: “no somos algo que se pueda tirar y ya”.

Mi miedo se volvió fuego se lee en una de las pancartas. Foto: Perla Velázquez, SinEmbargo.

Niñas y adolescentes entrevistadas comparten el miedo a ser violentadas. “Mami, yo nunca me iría sin avisar”, se lee en la cartulina morada de una manifestante de 13 años.

Algunas también asisten motivadas con denunciar agresiones en todos los ámbitos.

“Hace unos meses fui violentada sexualmente, marcho porque no quiero que esto le pase a otra”, dijo una joven de 21 años, acompañada de una amiga que nunca antes había asistido a una protesta.

Las mujeres que acuden a marchar expresan con gritos, consignas y pancartas su temor a ser violentadas. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo.

Un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), por su parte, reclamó espacios seguros para aprender.

“Soy la maestra de las niñas que no vas a tocar”, se lee en una de las pancartas.

Frente al Antimonumento de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 unas maestras comparten a un grupo de jóvenes su cartel para que se fotografíen junto a ellas: “Las profesoras marchando también están educando”.

“Las profesoras marchando también están educando”. Foto: Montserrat Antúnez, SinEmbargo.

Los últimos años, debido al incremento de manifestantes, el Gobierno de la Ciudad de México ha decidido proteger con vallas de metal esculturas y recintos históricos como el Palacio de Bellas Artes y el Hemiciclo a Juárez. Además de ordenar a mujeres policías su resguardo.

Esta tarde, mientras frente a Bellas Artes un grupo de policías se detuvo con escudos y flores en sus manos, las mujeres gritaron: ¡Mujer, escucha: esta es tu lucha!” y “la policía no me cuida, me cuidan mis amigas”. Hasta las 17:00 horas, los contingentes seguían avanzando frente a Bellas Artes.

La ola morada en su paso por Bellas Artes. Foto: Montserrat Antúnez, SinEmbargo.

Las mujeres protestan en un contexto de violencia creciente en todo el país. En el año 2022, por ejemplo, un total de 3 mil 756 mujeres fueron privadas de la vida en todo el país, pero de estos casos, sólo 948 fueron clasificados como feminicidios. Es decir, el año pasado 10 fueron asesinadas al día.

Durante el primer mes del presente año, al menos 298 mujeres fueron asesinadas, de estos crímenes 68 casos son investigados como feminicidios, es decir, el 22.81 por ciento. El total de mujeres victimadas en enero es casi igual al registro en el mismo periodo del año anterior que registró 293 casos, de los cuales, 80 fueron considerados feminicidios.

“Ecatepec vive porque sus mujeres resisten”. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo.

Las entidades con el mayor número de asesinatos de mujeres al arranque de este 2023 son Estado de México con 41 asesinatos, de los cuales, 7 son considerados feminicidios; Guanajuato, con 32 asesinatos, todos considerados como homicidios dolosos y ninguno clasificado como feminicidio.

En tercer lugar se ubica Baja California con un total de 24 asesinatos, de los cuales, solo dos son considerados feminicidios; Jalisco, en cuarto lugar, con un total de 19 asesinatos de mujeres, de los cuales, cinco fueron clasificados como feminicidios; Chihuahua, con 17 casos, de los cuales solo tres fueron reconocidos como feminicidios y finalmente Oaxaca con un total de 16 casos, de los cuales, 10 se investigan como feminicidios.

“Queremos vivir sin miedo”. Foto: Romina Gándara, SinEmbargo.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas