Ciudad de México, septiembre 27, 2020 11:55
Leticia Varela Martínez Opinión

Morena 2.0

Morena enfrentará grandes retos en el corto plazo: encontrar la forma de renovar su dirigencia de manera impecable, aun con la intromisión de parte del Tribunal y del INE

POR LETICIA VARELA MARTÍNEZ

El Movimiento de Regeneración Nacional es actualmente el proyecto político de izquierda más importante en América Latina; a casi un siglo del pacto social implícito en nuestra Constitución Política de 1917 este movimiento popular vino a refrescar la vida pública de México y con ello a los órganos de gobierno y a su decadente clase política.

Recordar que Morena se creó como un movimiento social y posteriormente, por el acuerdo de sus fundadores, migró a la forma de partido político con el único fin de incidir en la vida pública del país, tanto en la integración de los órganos de representación política y en la administración pública. Para los integrantes de Morena la idea de la conquista del poder por el poder es un fetiche que ha causado mucho daño a las y los mexicanos.

Desde sus inicios se ha demostrado que la fortaleza del movimiento se encuentra en sus militantes, lo expreso con otras palabras, lo más valioso que tiene Morena es a todas y todos sus integrantes. Quien apueste porque la fortaleza de Morena se encuentra en su dirigencia está muy equivocado.

Ahora bien, nuevamente Morena enfrentará una lucha política, pero ahora la arena será al interior del partido y a unos cuantos días de que dé inicio del proceso electoral 2020-2021. El fallo de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por el que se ordena la renovación de su Presidencia Nacional así como de su Secretaría General sin duda invade la vida orgánica del partido político.

No está de más señalar que el método de encuesta abierta a militantes y simpatizantes de Morena trasgrede el derecho de auto organización de los fundadores e integrantes del nuestro partido; una segunda inconsistencia se encuentra en que la organización de la encuesta no la hará el propio partido político, sino que ésta será organizada por el Instituto Nacional Electoral, institución que en las elecciones de 2006 y 2012 (en 2018 fue tan contundente el triunfo de AMLO que se eliminó el margen de error), se distinguió por no dar certeza, ni transparencia, ni confiabilidad en los resultados sino todo lo contrario.

Por último, el binomio Andrés Manuel – Morena ha guardado su sana distancia, la actitud del Presidente de la República ha sido respetuosa de la vida interna del partido con el que juntos hicimos historia el pasado primero de julio de 2018. Una desventaja de este sano distanciamiento radica en que al interior del partido-movimiento no existe un liderazgo que cohesione las visiones políticas de las y los protagonistas del cambio verdadero. Afuera de la sede nacional de Morena al día de hoy me imagino un letrero que dice: “Cerrado por remodelación, lamentamos las molestias que esto le ocasiona”.

La 4T tiene un líder fuerte y sólido en la persona de nuestro Presidente, pero sin duda también requiere del apoyo articulado de todas y todos los que codo a codo hemos luchado junto con él por renovar la vida pública de México. Morena enfrentará grandes retos en el corto plazo: encontrar la forma de renovar su dirigencia de manera impecable, aun con la intromisión de parte del Tribunal y del INE, tenemos que refrendar una vez más que Morena es diferente; organizar su vida interna para reactivar a las y los protagonistas del cambio verdadero, los cuales se han visto desarticulados por la falta de definiciones al interior del partido- movimiento; y por último, la responsabilidad histórica de presentarse al próximo proceso electoral como un proyecto político madurado que sume a consolidar los cambios fundamentales propuestos por la 4T, lo anteriormente descrito en un periodo de tan solo seis meses.

El reto es grande, pero para las y los morenos quienes nos hemos forjado en las condiciones más adversas, estoy convencida, y sumo mis esfuerzos para que así sea, será un proceso del que saldremos fortalecidos.


Maestra y Doctora en Administración Pública por el Instituto Nacional de Administración Pública. Activista por los Derechos de los Animales de Compañía. Consejera Contra la Trata de Personas. Diputada electa de Morena por el principio de Mayoría Relativa del Distrito 26 (Benito Juárez – Coyoacán). Presidenta de la Comisión de Seguridad Ciudadana.  

comentarios

Artículos relacionados