Ciudad de México, julio 1, 2022 02:33
Ciudad de México

Niega Fiscalía sus propios peritajes sobre tragedia de Línea 12 del Metro que revelan fallas en mantenimiento

Las indagaciones de ‘especialistas con amplio reconocimiento por su solidez y experiencia’, según la propia FGJ, van por la misma conclusión que Sheinbaum descalificó: falta de inspecciones y deficiencias en el manual

El diario español El País consigna parte de los resultados periciales, donde se advierte que la Línea 12 debió “estar sujeta a un diagnóstico periódico sobre las condiciones de estabilidad de la misma” y sin embargo “no se encontró evidencia de que la estructura hubiera tenido una inspección rutinaria, ni una inspección detallada a los componentes estructurales”.

Vocero de la Fiscalía capitalina considera “tendenciosa” la información pero no desmiente las citas textuales de peritos publicadas por la reportera. “No se considera al mantenimiento como la causa que originó la falla de la estructura”, sostuvo sin aceptar preguntas.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Documentos dados a conocer este lunes por el diario español El País revelan que de las indagatorias de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ) sobre la tragedia en la Línea 12 del Metro se desprende la inexistencia de inspecciones que debieron ser periódicas para evitar un accidente como el que ocurrió hace poco más de un año, con un saldo de 26 personas muertas.

En un reportaje firmado por Georgina Zerega aparece de esta forma la evidencia que pretendió negar Claudia Sheinbaum, al descalificar el último reporte de la empresa DNV, que su propio gobierno contrató:

“Los documentos, a los que ha tenido acceso El País, destacan como causas del derrumbe problemas en el diseño de la obra y la construcción, pero apuntan a una inexistencia de revisiones de la línea, que debían realizarse de manera periódica, y deficiencias en el manual de mantenimiento, que no detallaba cómo tenían que hacerse esos controles”, se denuncia en el texto.

“En línea con el último informe de la consultora noruega Det Norske Veritas (DNV), los peritajes de la Fiscalía aseguran que no hay registro de que se haya hecho ninguna evaluación detallada de la obra desde su inauguración en 2012 hasta la caída del puente el 3 de mayo de 2021, que dejó 26 muertos y un centenar de heridos. La investigación oficial expone también que los errores que llevaron al derrumbe ‘podían ser detectados con un manual de inspección y mantenimiento adecuado’, se lee en uno de los documentos”.

Zerega recordó que en ocutubre pasado la Fiscalía capitalina anunció que había contratado a un grupo de “especialistas con amplio reconocimiento por su solidez y experiencia” para evaluar lo sucedido en la tragedia, y que de acuerdo con la titular, Ernestina Godoy, estos estudios se realizaron de forma independiente al análisis de DNV.

Y cita la conclusión del perito en topografía fotogramétrica, Arturo Palencia Rodríguez, donde afirma que “no se encontró evidencia alguna de trabajos especializados de inspección o monitoreo que observaran las deformaciones puntuales” ni otros registros que detectaran el incremento de las deformaciones a lo largo del tiempo.

Un segundo peritaje que forma parte del expediente de la PGJ, que realizó el experto en seguridad estructural Vicente Robles Jara, concluyó que el inicio del colapso se debió a una “fatiga por distorsión inducida”, lo que provocó agrietamientos en la estructura.

Entre las causas del colapso –escribió la periodista de El País--, el experto analiza la posibilidad de “un mantenimiento inadecuado”. Robles Jara explica que la Línea 12 era una estructura “del grupo A”, un tipo de construcciones cuya falla puede causar la pérdida de un número elevado de vidas. Por eso debía “estar sujeta a un diagnóstico periódico sobre las condiciones de estabilidad de la misma”. El especialista asegura que no hay pruebas de que estos trabajos se llevaran a cabo. “No se encontró evidencia de que la estructura hubiera tenido una inspección rutinaria, ni una inspección detallada a los componentes estructurales”.

En la documentación revisada por el perito , además, no existen “recomendaciones específicas para llevar a cabo dichas revisiones, como eran de esperarse”. Debido a que había fallas que no podían revisarse por medio de una inspección visual, deben establecerse “criterios de revisión indirecta mediante el seguimiento de deformaciones”, señala el experto.

En una pronta respuesta al reportaje por parte de la Fiscalía, su vocero Ulises Lara acusó que la información entregada a la reportera de El País es “incompleta”, aunque no precisó lo que le falta, y aseguró que por ello su presentación resulta “tendenciosa”.

“Los dictámenes periciales realizados por esta Fiscalía concluyen claramente que el origen del colapso fueron los defectos graves de la construcción y el diseño inadecuado de la estructura”, asentó, sin desmentir las partes textuales de los peritos que fueron citadas en el reportaje de El País.

El funcionario no permitió preguntas de la prensa pero aseveró que “como se realiza en toda investigación, se estudiaron y analizaron todas y cada una de las posibles causales, para llegar a una conclusión con dichos dictámenes, los cuales indican específicamente que no se considera al mantenimiento como la causa que originó la falla de la estructura”.

comentarios

Related Posts