Ciudad de México, octubre 29, 2020 23:31
Alcaldía Benito Juárez

Niega Rolando Flores ser agresor de mujer en PH; presenta denuncia por homofobia

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Rolando Flores Tovar, quien fue señalado por Claudia Revilla de haberla agredido en el Parque Hundido, negó dichas acusaciones y afirmó que, por el contrario, él fue víctima de jaloneos y expresiones homofóbicas por parte de la vecina.

A través de un comunicado enviado a los medios informativos, Flores Tovar, artista visual, informó que por esos hechos presentó una denuncia por homofobia ante Conapred, y se quejó de que ha sufrido un “linchamiento” público tras difundirse profusamente las acusaciones en su contra por redes sociales y medios informativos.

Él mismo fue quien en el texto dio a conocer su nombre completo, pues la Fiscalía de Ciudad de México únicamente lo había identificado como “Rolando N.”.

Residente cercano al Parque Hundido desde hace 18 años, Flores Tovar se definió como una persona “pacífica”, que nunca antes tuvo problema alguno ni con vecinos ni con paseantes o corredores que acuden al parque, y aseguró que tuvo un par de altercados verbales con Claudia Revilla por la forma en que usaban la pista para correr, y que la segunda ocasión fue agredido físicamente por ella.

Revilla acusó originalmente a Flores de propinarle un puñetazo en el rostro, afirmación que acompañó de una fotografía suya y otra del vecino aludido en una publicación de Facebook. Más tarde formalizó su denuncia ante la Fiscalía capitalina.

Claudia Revilla. Foto: Especial

Se reproduce a continuación el comunicado íntegro de Flores Tovar:   

El pasado 10 de julio se hizo pública una denuncia en mi contra, sobre un incidente ocurrido al interior del Parque Hundido de la alcaldía Benito Juárez en la Ciudad de México. Tras analizar la situación en conjunto con mi pareja, familia y asesores legales, presenté una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), acusando las conductas y agresiones homofóbicas de la señora Claudia Revilla en contra de mi persona y de mi pareja.

De igual forma, quiero comunicar mi versión de las cosas ante la opinión pública, ya que las publicaciones en redes sociales así como las realizadas en algunos medios de comunicación, han generado un clima de linchamiento social donde se ha llegado a instigar agresiones en mi contra, a través de insultos, amenazas y ofensas hacia mi persona.

Soy un artista visual y siempre me he conducido de forma respetuosa con quienes me rodean y con quienes convivo. En ningún momento he tenido problemas vecinales o laborales, relacionados con hechos de violencia o agresiones a hombres o mujeres.

Desde hace aproximadamente 18 años, he vivido con mi pareja en las inmediaciones del Parque Hundido, a donde vamos de manera frecuente a pasear a nuestros perros y hacer ejercicio. Durante todo este tiempo jamás habíamos tenido ningún incidente con otras personas.

Desde hace tres semanas en varias ocasiones me crucé con una mujer, que luego identificaría como Claudia Revilla, quien corría en sentido contrario a lo que se acostumbra en el Parque Hundido. Por tanto, decidí explicarle que los miembros de la comunidad de quienes hacemos uso del lugar -así como en tantas otras pistas de ejercicio- corremos en sentido contrario a las manecillas del reloj y que quienes corren más lento se deben orillar a la derecha para permitir el paso a los otros.

Desafortunadamente la señora Revilla reaccionó de forma agresiva ante mi petición, con expresiones altamente ofensivas hacia mi orientación sexual, llegando a decir que en el Parque no hay lugar para personas como mi pareja y yo. Dado que soy una persona pacífica, en ese momento decidí no tomar medidas en su contra para no generar más conflictos.

Sin embargo, el 10 de julio, volvimos a cruzarnos la señora Revilla y yo, y ella nuevamente corría en sentido contrario. Por esto, nuevamente le solicité cambiar de sentido o al menos dar espacio para quiénes estábamos corriendo y así evitar un accidente. En ese momento, su respuesta no fue solo agresiones verbales con términos discriminatorios, sino de violencia física, la cual me provocó 3 moretones en el antebrazo derecho. Para defenderme interpuse mis brazos entre sus golpes y mi rostro. Quiero reiterar nuevamente que nunca la agredí y aunque fui víctima de un lenguaje de odio así como de sus ataques físicos, mi intención nunca fue ventilar este incidente en redes sociales o medios de comunicación.

Ante las falsas denuncias realizadas por la señora Revilla y la cobertura de algunos medios de comunicación, donde no se corroboró conmigo la situación, considero oportuno aclarar lo sucedido.

Además de presentar una queja ante el Conapred, el pasado 14 de julio, uno de mis abogados acudió a la Fiscalía Desconcentrada en la alcaldía Benito Juárez, para solicitar la información de la carpeta de investigación que se integraba en mi contra, con la finalidad de apersonarme y declarar ante la autoridad sobre lo expuesto en la denuncia del día 10 de julio.

 Es importante aclarar que yo tuve la iniciativa de identificarme, a través de mis abogados, ante el Ministerio Público para dar seguimiento a las denuncias, y ya presenté por escrito mi declaración sobre los hechos que se me imputan. También es relevante aclarar que es falso que la Fiscalía de la Ciudad investigue un delito relacionado con agresión o lesión, como se ha comunicado en redes sociales. La carpeta de investigación iniciada en mi contra es por el delito de Amenazas. Desde el primer momento he estado dispuesto a colaborar con las autoridades y a dirimir lo pertinente, sin embargo, considero que el espacio para hacer esto es ante las autoridades y no en redes sociales o la arena pública.

Ante la situación y para defender mi imagen, trayectoria y derechos, entre ellos el de la libre expresión de mi orientación sexual, interpuse una querella por el delito de Discriminación cometido por la señora Claudia Revilla en mi contra y contra de mi pareja, por sus múltiples expresiones homófobas y discriminatorias.

 Decidí no difundir mi versión hasta no tener listas las denuncias por homofobia ante Conapred y el Ministerio Público, porque como ya he dicho, considero que es el camino para solucionar este incidente. En ningún momento me di cuenta que al defenderme de sus ataques físicos y durante el forcejeo, la señora Claudia Revilla resultó lastimada, sin embargo, si la autoridad así lo determina, estoy totalmente dispuesto a responder por esta acción involuntaria. De igual forma, considero que ella debe responder ante las autoridades, mi pareja y yo, por su homofobia y los ataques físicos y verbales en mi contra.

 

comentarios

Artículos relacionados