Ciudad de México, diciembre 3, 2020 04:57
Libre en el Sur

Obligado por el InfoDF, gobierno de Jorge Romero confiesa que no dio aviso a nadie sobre desalojo de niños de la calle de su casa hogar

(Francisco Ortiz Pardo)- Tras pretender ocultarlo, el gobierno del panista Jorge Romero Herrera en la Delegación Benito Juárez tuvo que confesar por escrito y de manera oficial que nunca informó a autoridad alguna sobre el desalojo de niños y jóvenes en situación de calle de la Casa Hogar “Puente de Vida”, que fue desmantelada en la colonia Josefa Ortiz de Domínguez para dar paso a un Centro de Integración Juvenil (que sería dirigido por la esposa del ex delegado Germán de la Garza Estrada), cuya legalidad ha sido cuestionada por vecinos que interpusieron una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF).

La DBJ se vio obligada a informar sobre el tema, a lo que se resistía, por mandato expreso del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal (InfoDF, oficio ST/0381/2014, del 14 de marzo del 2014). Para evitar informar sobre la falta de aviso al Gobierno del Distrito Federal y la CDHDF sobre dicho desalojo, la Delegación intentó distraer con el envío de copias de oficios que nada tenían que ver con lo que se preguntaba, lo que no fue aceptado por el InfoDF, que ordenó a la autoridad delegacional entregar el documento sobre el traslado en un plazo no mayor a 10 días hábiles.

Al no poder eludir más el tema, la DBJ envió su confesión en el oficio DGDD/DPE/CMA/UDT/1214/2014, del 27 de marzo: “La Dirección General de Desarrollo Social emite un pronunciamiento categórico, en el que manifiesta que en sus archivos no obra documento mediante el cual se haya comunicado al gobierno del DF y a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal del desmantelamiento del hogar para niños y jóvenes en situación de calle “Puente de Vida” en la colonia Niños Héroes (sic), así como el retiro y/o traslado de los niños y jóvenes al albergue de Mixcoac”. Con ello, el gobierno delegacional reconoce que no hubo registro sobre las condiciones que presentaban esos menores al momento de ser sacados de su casa, ni las razones de su desalojo.

El 30 de octubre, tras una reunión con vecinos en la que funcionarios reconocieron a regañadientes que en el nuevo centro contra las adicciones –extensión de los Centros de Integración Juvenil— ya no habría dormitorios para niños y jóvenes en situación de calle, Andres Atayde, director de Servicios Médicos, aseguró que se dio del traslado de esa población vulnerable a la Comisión de Derechos Humanos del DF, así como a la Contraloría y al juez tutelar.

El extenso terreno donde estaba la casa hogar, del que forma parte también el centro cultural Quinta Alicia, fue donado estrictamente para actividades culturales y como albergue para los niños. Bajo esos propósitos, tanto el albergue Puente de Vida como el centro cultural se inauguraron en 1986. “Y ahora no nos tomaron en cuenta, así nomás quitaron el albergue sin avisarnos”, se quejó María del Socorro Rodríguez, dirigente del grupos Vecinos Unidos en la Defensa de la Quinta Alicia.(En la foto, las ruinas de la casa hogar).

comentarios

Artículos relacionados