Ciudad de México, febrero 3, 2023 22:59
Dar la Vuelta Opinión

DAR LA VUELTA / Obras navideñas

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

No está mal que se lleven a cabo las obras urbanas que son necesarias; por el contrario. Pero ¿por qué elegir estas fechas para iniciarlas si saben que no se van a concluir antes de las fiestas de Navidad?

POR ERNESTO LEE

Ha llegado diciembre de 2022. Después de dos años en los que la pandemia nos hizo aislarnos y convivir únicamente con los más cercanos, hemos retomado con ímpetu y renovado entusiasmo las celebraciones propias de la temporada con familiares y amigos.

Volvemos a vivir el frenesí navideño de fiestas, reuniones y encuentros con nuestros seres queridos. En consecuencia, los restaurantes se llenan, hay personas haciendo compras en plazas y centros comerciales, pero también padecemos un tráfico intenso, que muchas veces pone a prueba nuestra paciencia.

Sin embargo, no todo es para celebrar. Las autoridades de la Alcaldía Benito Juárez se dan a la tarea de realizar obras públicas que obligan a cerrar calles que complican la vida a los que nos vemos afectados por dichas obras, precisamente en esta época en que lo único que quisiéramos es que todo fuera paz y armonía.

No está mal que se lleven a cabo las obras urbanas que son necesarias; por el contrario, me parece muy bien que los gobiernos locales cumplan con su responsabilidad de garantizar el buen funcionamiento de los servicios públicos. Pero ¿por qué elegir estas fechas para iniciarlas si saben que no se van a concluir antes de las fiestas navideñas?

El 29 de noviembre, los trabajadores que se laboraban en la glorieta de Goya accidentalmente rompieron un tubo de gas natural, provocando una fuga que obligo a las autoridades de protección civil a los bomberos a evacuar a más de 500 personas de casas, departamentos y de la escuela secundaria aledaña

No es la primera vez que la Alcaldía Benito Juárez realiza obras de mejora o remodelación durante las fiestas de fin de año. A finales del 2020, cambiaron el pavimento de la calle de Goya por concreto hidráulico; muy buena obra, solo que los trabajos que supuestamente iban a concluir antes del 25 de diciembre se extendieron hasta la llegada de los reyes magos en 2021. Por casi tres meses no hubo calle, literalmente.

Este 2022, las obras iniciaron en la calle Poussin, entre la Avenida Extremadura y Goya, uno de los dos accesos que tienen las calles de Donatello y Goya. Seguramente se trata de una obra muy importante, que traerá muchos beneficios a los vecinos, pero que para llevarla a cabo tiene cerrado el paso vehicular desde hace más de un mes. Seguramente que los trabajos concluirán en el 2023, pues ya no hay nadie laborando en el sitio.

Por si fuera poco, el acceso a la calle de Goya por la Avenida Patriotismo, que es la única alternativa para vehículos, también se puso en obra. Con las dos calles en obra, se afecta no solo quienes ahí habitan, sino a los alumnos de la escuela secundaria Leopoldo Ayala; a los estudiantes, maestros y al personal que labora en la Universidad Panamericana, a los trabajadores y visitantes del Centro Cultural Juan Rulfo, a la Biblioteca IBBY, al Centro Vlady, por mencionar los más conocidos.

Recientemente, el 29 de noviembre para ser exactos, los trabajadores que se laboraban en la glorieta de Goya accidentalmente rompieron un tubo de gas natural, provocando una fuga que obligo a las autoridades de protección civil a los bomberos a evacuar a más de 500 personas de casas, departamentos y de la escuela secundaria aledaña. Afortunadamente, no hubo lesionados.

Pero eso no es todo, desde hace meses también, se llevan a cabo trabajos en la calle Augusto Rodin, frente a la Universidad Panamericana, que no acaban de terminar. Primero abrieron una zanja, después la cerraron, pero permanecen sobre la plaza Jáuregui y la calle de Augusto Rodin unos tubos inmensos. Es muy probable que muy pronto inicien trabajos también en la calle Augusto Rodin (la única salida de la calle Goya), desde el Centro Cultural Juan Rulfo hasta la Avenida Extremadura. Ya hay maquinaria pesada estacionada y calas en el pavimento, que indican la guía de la perforación. De ser así, habría la posibilidad de que quedemos sitiados por obras.

¡Pero es época navideña! Pensemos en el arbolito, en el nacimiento, en la cena familiar y hagamos una carta a los Reyes Magos pidiendo que las obras navideñas en la Alcaldía Benito Juárez terminen bien, lo antes posible y sin complicaciones.

¡Feliz Navidad!

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas