Ciudad de México, octubre 19, 2020 10:50
Libre en el Sur

Operan autoridades y Galerías Insurgentes-Liverpool táctica dilatoria frente a vecinos que exigen respetar 60 árboles en un predio de Actipan

Los 60 árboles de un predio en la calle de Oso 51, en la colonia Actipan, donde se pretende edificar un complejo de cines y comida rápida que formaría parte de una extensión de Galería Insurgentes, continúan en riesgo de ser derribados. Y es que tanto la empresa asociada a los almacenes Liverpool como las autoridades delegacionales y del DF aplican tácticas dilatorias con reuniones en que no se responde a las demandas de vecinos, quienes han exigido la protección de esos árboles y de sus viviendas.

El compromiso adquirido por parte de Galerías Insurgentes-Liverpool con los residentes de la colonia Actipan en una mesa de trabajo que se realizó anteriormente, en la cual se acordó que trabajarían en una modificación al proyecto de ampliación del centro comercial -un centro ecológico con fines comerciales-, resultó ser “una tarea bastante ardua”, motivo por el cual aplazaron su presentación hasta el próximo 5 de octubre.

En una nueva mesa de trabajo que se llevó a cabo ayer por la noche, Felipe Ávila, del equipo de jurídico del grupo, explicó que la tarea encomendada resultó “no ser tan sencilla ni tan rápida como pensaban”. Pero aseguró que en la siguiente reunión sí se presentará la nueva propuesta y en compañía de especialistas en materia de medio ambiente. En cambio entregó a los vecinos una copia de una póliza de seguro.

Edgar Adrián Romo, funcionario del Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal (ISCDF), informó que recibió por parte de la empresa los proyectos arquitectónico, y estructural, las memorias de cálculo y de mecánica de suelos (estudio de geofísica), pero no mencionó –cosa curiosa— el estudio de impacto ambiental.

Por su parte, el Director General de Obras y Desarrollo Urbano en DBJ, René Aridjis, aseguró que, si bien por el cambio de administración, que se efectuará el próximo 1 de octubre, se desconoce quién será la persona que dará seguimiento al conflicto, se comprometió a que la manifestación será “abordada inmediatamente”, que se trabajará con transparencia y que quien se presente en la próxima reunión “estará completamente empapado del tema” y con la información que los vecinos requieran.

De igual manera, Carlos Vázquez Reyes, representante de la Dirección de Participación Ciudadana de DBJ, prometió que “se dará continuidad a las reuniones y no habrá carpetazo”.

Durante su participación Joaquín Aguilar, Director de Operación Urbana y Licencias de Seduvi, en atención a la inquietud de los vecinos sobre el polígono de actuación de la obra, así como del cambio de uso de suelo de los predios involucrados, ofreció realizar una explicación con apoyo visual en la siguiente reunión. No obstante, pidió a los vecinos revisar la Ley de Desarrollo Urbano y su reglamento. (Mariana Malagón)

comentarios

Artículos relacionados