Ciudad de México, noviembre 24, 2020 02:57
Libre en el Sur

Piden vecinos frenar especulación y corrupción en torno a construcciones en Benito Juárez

Vecinos organizados de Benito Juárez exigieron frenar a las empresas inmobiliarias “que realizan toda clase de maniobras con la especulación de predios y se dedican a hacer negocios violando reglas de construcción para obtener cuantiosas ganancias. Esto con la tolerancia e impunidad de las autoridades de la demarcación.

Asimismo, Reclamaron se impida la desaparición de parques y jardines, pues el dato es que en la Benito Juárez, hasta el 2003, existían 38 de estos lugares y ahora solamente quedan 24 de ellos, mismos que pasaron a inmobiliarias dedicadas a la construcción de vivienda.

Durante el foro que organizó la Fundación Colosio del PRI-DF, que coordina Mauricio López Velázquez, acerca de la problemática social y de desarrollo urbano en la delegación, los ponentes coincidieron en señalar que en muchos casos, existe violación a las normas de uso de suelo, Alejandro Zapata Sánchez, señaló que “hemos visto cómo los desarrolladores inmobiliarios se apoderan de nuestros espacios públicos para edificar”. Ello, añadió, sin que las autoridades de la demarcación tengan la sensibilidad de verificar el impacto ambiental que se produce, además del costo social al dar el visto bueno a permisos de construcción.

Asimismo, degradación urbana, densidad poblacional, irregularidad en edificaciones, corrupción, especulación y privatización ilegal de predios y sobre todo acciones depredadoras. La impunidad y corrupción permiten que las empresas construyan más pisos de los autorizados. Aquí se ubican los verdaderos negocios de las inmobiliarias.

El encuentro tuvo lugar en el videorama del Parque Hundido. Otro indicador consiste en que del 2001 al 2007, en Benito Juárez se construyeron mil 450 edificios y, desde luego, sin contar las nuevas edificaciones que se han realizado hasta el 2011. Nuevos edificios que se han construido de manera irregular, sin los servicios elementales e indispensables a las familias que los habitan.

Zapata Sánchez propuso varias alternativas para amortiguar los problemas urbanos y de medio ambiente en la demarcación como: impulsar una iniciativa en la ALDF, que impida la expropiación-privatización de parques y jardines; crear un comité para identificar predios abandonados, para convertirlos en áreas verdes. Igualmente, establecer políticas efectivas de revisión de permisos de construcción; crear una comisión de funcionarios públicos, diputados y consejeros vecinales para revisar el cableado aéreo en las 56 colonias de la delegación. En este punto, informó que existen 15 empresas “cableras” que trabajan sin cumplir con las normas.

De la misma forma, el foro convocó a la participación de Héctor Rojas, quien encabeza la Asociación de Vecinos del Parque Hundido. Habló de las experiencias logradas tras de que presionaron para frenar la construcción de un edificio en este lugar. La participación ciudadana, fue la clave, aseveró. Es importante dijo, que las autoridades sepan que la gente de Benito Juárez, se involucra en los problemas que le afectan en su entorno, y que si los funcionarios no cumplen con su deber, los vecinos de forma organizada trabajamos por atender estos problemas.

Por su parte, Jorge Carlos Díaz Cuervo señaló que Marcelo Ebrard y Alejandra Barrales, en el 2006, suscribieron un convenio de compromisos, entre ellos, comenzar la verificación de políticas de uso de suelo y construcción; revisión de políticas en desarrollo urbano, y clausura de obras irregulares. Hasta la actualidad ninguno de estos compromisos se han cumplido, recordó.

comentarios

Artículos relacionados