Ciudad de México, octubre 20, 2020 11:42
Libre en el Sur

Plantea el panista Federico Döring en la Constituyente la desaparición de SEDUVI; ‘ningún otro organismo tiene más denuncias de corrupción’, acusa

  • A nombre del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en la Asamblea Constituyente de la CDMX, el diputado constituyente Federico Döring Casar planteó este viernes la desaparición de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI) y trasladar las facultades de ésta a las nuevas alcaldías de la Ciudad de México, con el apoyo de un Instituto de Planeación Urbana como órgano técnico de consulta, que sería creado para este fin.

    Al presentar el proyecto en el recinto de Xicoténcatl, el legislador panista advirtió que “no hay otro ente público que tenga más quejas de corrupción y tráfico de influencias que la SEDUVI”.

    Explicó que se plantea la transición para que sea el Registro Público de la Propiedad y del Comercio la autoridad que resguarde, registre y compile los documentos que acrediten el uso de suelo en la ciudad, así como los derechos adquiridos que de ellos emanan. Se propone que una vez que hayan sido aprobados y expedidos los Consejos de las Alcaldías, todo antecedente registral y derecho adquirido en materia de uso de suelo esté digitalizado en el mismo espíritu que ya lo hizo el Registro Público para los folios y cualquier información relativa a todos los predios de la ciudad.

    Döring Casar advirtió que se debe acabar con la figura del “Amparo Multiusos” donde las autoridades de SEDUVI inventan derechos adquiridos a diestra y siniestra, y configuran polígonos de actuación con corrupción de por medio, sin que exista manera de acreditar ni transparentar si había o no tal derecho adquirido ni qué documentos lo establecen. Citó el caso del predio en Pachuca 12, donde no sólo se inventaron Derechos Adquiridos, sino que además se hizo una promulgación en el Diario Oficial con uso de suelo apócrifo por parte del Gobierno de la Ciudad sin ninguna sanción penal para funcionarios de la Consejería Jurídica, de la SEDUVI ni de ninguna otra dependencia.

    Con esta propuesta, el Instituto de Planeación Urbana sería el encargado de validar técnicamente la viabilidad de cualquier promoción en materia de desarrollo urbano. Las facultades de SEDUVI pasarían directamente a las Alcaldías para ser aprobadas por mayoría calificada de los Concejales. “Que sea la autoridad electa la que responda en esta materia y que todas las construcciones en la ciudad tengan un único político responsable y que el Jefe Delegacional en turno plantee soluciones y no pretextos. Que las Alcaldías respondan por toda construcción y toda obra de desarrollo urbano”, precisó.

comentarios

Artículos relacionados