Ciudad de México, abril 19, 2024 19:45
Francisco Ortiz Pinchetti Opinión

POR LA LIBRE/ Consulta escondida

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

Pareciera que las autoridades pretenden esconder la consulta, para que la gente no se entere, no acuda y no decida el destino de ese poquito del presupuesto asignado a cada demarcación.

POR FRANCISCO ORTIZ PINCHETTI

Lamentable resultó otra vez la consulta para asignar el presupuesto participativo, en esta ocasión  para los años 2023 y 2024, así como la elección de los integrantes de los Copecos de mi colonia, de la alcaldía Benito Juárez. En mi sección electoral hay mil 616 mil ciudadanos empadronados que aparecen en el listado nominal. Hubo 160 votos en total, cinco de ellos por Internet. Es decir, ejerció su derecho a sufragar el 10 por ciento de los ciudadanos con credencial.

Estas cifras denotan la indolencia dolorosa de quienes vivimos en Tacoquemécatl, es cierto. Y luego se quejan. Pero también es evidencia de la inutilidad de un instrumento muy promisorio que las autoridades parecieran hacer fracasar. Por algo será.

Y es que efectivamente en lugar de promover la participación ciudadana, tanto el Instituto Electoral dela Ciudad de México (IECM), encargado de organizar el ejercicio,  como el gobierno capitalino y la administración de la alcaldía Benito Juárez. No hacen prácticamente nada para promover esta manera directa de participar en un ejercicio democrático que puede ser muy valioso, sobre todo por sus posibilidades didácticas.

En mi colonia, apenas 66 personas decidieron en qué gastar los 1.5 millones del presupuesto participativo de este año…”

Pareciera que las autoridades pretenden esconder la consulta, para que la gente no se entere, no acuda y no decida el destino de ese poquito del presupuesto asignado a cada demarcación. En el caso de mi colonia fue esta vez un poco más de un millón y medio. Poco, pero es algo. Solo 160 vecinos se enteramos, acudieron y decidieron en que gastar esos centavos.

Claro: si no se informó oportuna y suficientemente sobre a realización de la consulta y la ubicación de las mesas receptoras, tampoco se dieron a conocer debidamente los resultados. Y pasaron ya 10 días. En mi caso, encontré una cartulina en la que se indicaba que para 2023 ganó el proyecto 7  y para 2024 el proyecto 4. Nada más. En  ningún lugar encontré cuáles eran esos proyectos, en qué consisten.

Tuve que entrar al portal del IECM en Internet. Ahí encontré que el proyecto 7 para 2023 es, textual, “. Lo escogieron un total de 64 votantes, incluido uno por Internet. Busqué luego el proyecto 4, ganador para 2024. Ponía el listado: “AGUA PARA LA COLONIA CONTINUIDAD DEL PROYECTO 2023”. Lo mismo, pues, pero n seguimiento del anterior. Votaron por esta opción prácticamente los mismos: 67.

Tuve entonces que entrar a otro apartado en el que se detallaban los pormenores del proyecto. Encontré el mismo texto en ambos casos: CAMBIO DE TUBERÍAS Y VÁLVULAS DE LA RED DE AGUA POTABLE Y CAMBIO DE ENTRADAS QUE SEA MAYOR DE PREFERENCIA A 6 PULGADAS EN TODA LA COLONIA EMPEZAR DONDE ESTÉ CON MÁS PROBLEMAS YA QUE LA RED HIDRÁULICA ES MUY VIEJA Y TIENE MUCHAS FUGAS, NECESITAMOS CAMBIEN EL GROSOR Y DESTAPEN TUBERÍAS PORQUE EL AGUA QUE LLEGA A LAS VIVIENDAS VA MUY DESPACIO Y ES INSUFICIENTE. INICIAR DONDE SACMEX DETECTE MÁS FUGAS. CON SUPERVISIÓN DE LA ALCALDÍA. Bueno, al menos ahora sí estamos enterados.

Y viene ahora otra reflexión: ¿por qué los (pocos) vecinos que votaron escogieron un asunto que deber ser obligación de las autoridades y ser ejecutado con recursos regulares del presupuesto general de la demarcación? El arreglo de la red de agua potable es una necesidad apremiante desde hace muchos años, que debiera ser atendida prioritariamente por el gobierno. No es un proyecto especial, como esos que promueven como para “enchular” tu colonia. Y a eso destinamos el raquítico presupuesto participativo, que además debe servir para unos cuantos metros de tubería. Así, ¿cuándo vamos a acabar? Válgame.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas