POR MARCO ANTONIO ROMERO SARABIA

La movilidad en la Ciudad de México es un tema de gran interés por lo que la búsqueda de distintos medios y soluciones que faciliten los traslados de los ciudadanos se ha vuelto una necesidad. Para intentar solucionar estos problemas el sector privado ha intentado llenar espacios en el mercado, dichos espacios los han ido ocupando empresas como UBER, DiDi, Cabify, Mobike, VBike, Grin, Lime y Bird.

El fenómeno más reciente es la aparición de monopatines y bicicletas sin anclaje. Aunque estos sistemas privados de transporte iniciaron operaciones en San Francisco en 2012, fue hasta febrero de 2018 que llegaron a la Ciudad de México. Estas empresas que buscan presentar una solución a los ciudadanos en términos de movilidad han generado externalidades negativas que han perjudicado, principalmente, al peatón. Las quejas sobre usuarios y las mismas empresas que entorpecen la vialidad y generan pérdida del espacio público han ido en aumento.

Foto: Cuartoscuro

Las quejas que he logrado observar en redes sociales van desde molestias por el uso de las banquetas como bici-estacionamientos hasta choques y lamentablemente la perdida de una vida humana a bordo de un monopatín.

Ante este fenómeno la Secretaría de Movilidad ha decidido otorgar permisos temporales de 45 días para las empresas de monopatines y bicicletas sin anclaje. Esta medida es aplaudible, así como la conglomeración de los servicios en la misma área, de esta forma el usuario tiene la libertad de escoger entre que servicio y tarifa le es conveniente.

Igualmente, las empresas estarán obligadas a brindar cobertura mediante un seguro para los usuarios. Otro punto relevante es la apertura de los datos correspondientes al uso de estos monopatines y bicicletas. Esto permite al gobierno y a los ciudadanos analizar los flujos y movimientos de usuarios en la Ciudad para poder generar mejores políticas públicas.

La regulación del servicio de monopatines y bicicleta logrará evitar la conglomeración de estos artefactos en las banquetas. Para poder lograr esto las empresas están obligadas a informar a los usuarios los lugares correspondientes para dejar los vehículos.

Las medidas anunciadas por el Secretario de Movilidad Andrés Lajous son buenas noticias para la Ciudad de México. Resulta necesario poner en consideración y regulación todas aquellas empresas que obtienen una utilidad del aprovechamiento del espacio público ya sean banquetas, calles y avenidas. Las empresas obtienen beneficios de dicha ocupación del uso del espacio público y generan consecuencias negativas mientras no haya una regulación adecuada.

En la Ciudad de México existen problemas innegables de movilidad heredados por el abandono de la administración anterior. Por lo anterior, celebro que el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Movilidad, esté realizando esfuerzos importantes para trabajar en una regulación exitosa que permita mejorar los tiempos de traslado, mejor aprovechamiento del espacio público y que resulte en menores accidentes viales.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts