Ciudad de México, diciembre 1, 2020 12:56
Libre en el Sur

Precisan vecinos de Narvarte que aún está por verse acuerdo con el GDF sobre módulo del Metrobús 3

Representantes vecinales de la colonia Narvarte, en la delegación Benito Juárez, que se oponían a la construcción del módulo de regulación de la línea 3 del Metrobús en Diagonal San Antonio, aclaran que pese a las declaraciones del subsecretario de Gobierno, Juan José García Ochoa, sobre la existencia de un acuerdo, éste aún está pendiente, pues hay alrededor de nueve puntos sin resolver de la minuta propuesta por las autoridades capitalinas.
Los vecinos, que iniciaron contactos en busca de acuerdos entre los vecinos que quedaron inconformes por las obras para llegar a un convenio con las autoridades, precisaron que las versiones difieren de lo que sucedió el pasado lunes 3 en la subsecretaría de Gobierno y que por ello por ello, para evitar malos entendidos y alguna propuesta incumplida, representantes de la colonia Narvarte fueron quienes sugirieron que el eventual acuerdo sea firmado ante notario público.
De los 19 puntos expuestos durante la reunión que sostuvieron el pasado lunes, aún falta por resolver alrededor de la mitad, por lo cual se pospuso la firma de dicho acuerdo para el próximo lunes 10 de enero, según información publicada por el diario capitalino La Jornada. Entre los pendientes quedó el tipo de programa y el apoyo que les ofrecieron por haber suspendido las manifestaciones; además, algunos puntos fueron aceptados, como el dos, que se refiere al cuidado que tendrán las palmeras del camellón, pero esto tendrá un seguimiento y revisión de la Procuraduría Ambiental del Ordenamiento Territorial. Sobre la unidad móvil propuesta para atender las demandas, los vecinos rechazaron dicha iniciativa, pues consideraron que no es necesaria.
Anunciaron que además realizarán un conteo de los afectados directos de la obra, pues quedó claro que en caso de algún problema o daño estructural en los inmuebles, el Gobierno del Distrito Federal deberá responder por los perjuicios originados en el patrimonio de los vecinos. Otros de los puntos acordados fue el horario de obra, que será de las 8 a las 20 horas, y se colocarán letreros para informar el tipo de trabajo que se realiza, en caso de extender los tiempos, esto no será permitido si no lo autorizan los vecinos.

comentarios

Artículos relacionados