Ciudad de México, diciembre 4, 2020 11:24
Libre en el Sur

Prende también a vecinos de la colonia Postal la construcción de baños públicos en su parque, que ya ejecuta la DBJ

La construcción de baños públicos en el parque de la colonia Postal por parte de la Delegación Benito Juárez, al igual que en la Álamos y en Tlacoquemécatl del Valle, ha provocado la inconformidad de los vecinos que consideran que es una obra innecesaria que acarreará más perjuicios que beneficios.

El pasado 18 de julio, el jefe delegacional panista Jorge Romero Herrera anunció sin ninguna consulta ciudadana previa la construcción de siete baños públicos en igual número de parques de la demarcación, con una inversión de siete millones de pesos, es decir, un millón de pesos por cada obra. La pretensión ha sido ya rechazada por vecinos de diferentes colonias cuyas áreas jardinadas se verían afectadas por esas obras, que además tendrían un impacto negativo en la sana convivencia, la ecología y la calidad sanitaria de esos lugares.

En el caso del parque San Lorenzo de Tlacoquemécatl del Valle, como algunos otros de la demarcación, existe el agravante adicional de ser un espacio protegido por la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico del DF, de tal modo que la DBJ no puede intervenirlo ni hacer construcción alguna ahí.

La preocupación de los vecinos de la colonia Postal se ha manifestado profusamente a través de las redes sociales e incluso han colmado la cuenta en Twitter del delegado Romero Herrera. “¿Qué es lo que se pretende solucionar con esto?”, preguntan. “La gran mayoría de la gente que acudimos al parque vivimos muy cerca, algunos enfrente, por lo que es absurdo pensar en contar con baños públicos”.

“Tenemos gente que ha llegado a vivir al parque y se ha acudido a las autoridades para que los retiren, solo queda una señora con sus perros, pero es una lucha constante para no permitir esta situación”, comenta Patricia Alfaro Moreno, vecina del parque. “Como ejemplo, la semana pasada estuvieron poniendo una tienda de campaña y logré que la quitaran. Así mismo en la puesta de mi casa estuvo por semanas estacionada una combi con un matrimonio viviendo allí”.

Menciona los temores de muchos residentes de la zona sobre la situación de deterioro sanitario que significaría el funcionamiento de esos baños. “Al principio no dudo que los van a tener limpios, pero pasado el tiempo se van a encontrar en las misma lamentable situación de los aparatos para ejercicio o los botes de basura, todos rotos que se encuentran arrumbados en un cuarto”, dice. Y advierte: “Si no hacemos algo esto se va a convertir en un caos que nadie lo va a poder parar”.

comentarios

Artículos relacionados