Ciudad de México, diciembre 3, 2020 04:00
Libre en el Sur

Viola Jorge Romero Norma Ambiental del DF al hacer ‘show’ de poda para elección vecinal en Ciudad de los Deportes

En su afán por aparentar una repentina atención personalizada de la problemática urbana de la Delegación Benito Juárez –justo cuando están en curso las campañas por la renovación de los comités ciudadanos, cuya presunta intromisión ha provocado que el IEDF le llame la atención—el jefe delegacional panista Jorge Romero Herrera viola también la normatividad de la Secretaría del Medio Ambiente del DF (SMA) al realizar podas de árboles sin tener obviamente los conocimientos mínimos para hacerlo y sin observar los requerimientos sobre equipo de protección y herramientas.

Y todavía el “licenciado” presume la foto correspondiente –por supuesto— en su cuenta de Twitter. “Vecinos @cddelosdeportes estamos mejorando en entorno de sus calles (sic)”, pone. El delegado debiera saber que existe una Norma Ambiental para el Distrito Federal NADF-001-RNAT-2006 que establece los “requisitos y especificaciones técnicas que deberán cumplir las autoridades, empresas privadas y particulares que realicen poda, derribo, trasplante y restitución de árboles en el distrito federal”.

Sin embargo, ni siquiera cumple con la norma referente al equipo de protección personal, que incluye casco, gafas o protector de rostro, protectores auditivos, ropa de trabajo gruesa, guantes de carnaza y chaleco o casaca reflejante. En la foto, el delegado aparece en una calle de la colonia Ciudad de los Deportes atacando a un árbol con una garrocha podadora, sin ninguna protección, mientras es captado por fotógrafos de la dirección de Comunicación Social de la DBJ para luego “subir” la imagen a las redes sociales.

Curiosamente, luego de estar prácticamente ausente de actividades vecinales durante diez meses, en los últimos días Romero Herrera ha “subido” a su cuenta fotos en las que aparece barriendo calles, supervisando desasolves, realizando bacheos, manejando trascabos, pintando banquetas, abrazando viejitas… ¡Y ahora podando árboles!

comentarios

Artículos relacionados