Ciudad de México, julio 10, 2020 08:42
Libre en el Sur

Propone Morena elevar a rango constitucional el concepto de 'buen vivir' para garantizar armonía entre necesidades económicas y ambientales

En el marco del Día Mundial de la Tierra, la diputada Ana María Rodríguez Ruiz propuso a los próximos constituyentes elevar a rango constitucional el concepto del Buen Vivir, para garantizar a los capitalinos el derecho a un desarrollo con armonía y equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales.

La legisladora del grupo parlamentario de morena, advirtió que las contingencias ambientales y la escasez de agua cada vez más grave, ponen a la Ciudad de México al borde de una profunda crisis de sustentabilidad.

El colapso ambiental de la Ciudad no es un dato para politizar sino una grave realidad, ante la cual la acción – tanto de las autoridades federales como del Gobierno de la Ciudad- resultan por decir lo menos, insuficientes y cortoplacistas, afirmó.

Las contingencias ambientales ya son casi cotidianas, comentó, tras detallar que de 105 días del año transcurridos, los capitalinos respiran 103 con mala calidad del aire; además a la madre tierra se le extraen millones y millones de litros de agua, secándola.

A pesar que este año 2016 está dedicado a los árboles por su importancia que tienen para enfrentar el cambio climático, aseguró que el gobierno de la Ciudad ignora la situación, por ejemplo, sólo para el proyecto Deprimido Vehicular Insurgentes-Mixcoac taló 855 árboles.

Aunado a ello, 12 mil árboles han sido eliminados por los intereses inmobiliarios y las políticas gubernamentales que priorizan la ampliación de las rutas para los automóviles de uso particular, por sobre la mejora y ampliación del transporte y movilidad.

Ante ello, la diputada de MORENA consideró de vital importancia, regresar a la madre tierra lo que se le ha arrebatado. “Es necesario replantear nuestro modelo de crecimiento social y económico, de desarrollo urbano, y de revalorizar a la naturaleza y entender que al destruirla, acabaremos destruyéndonos a nosotros mismos”.

Mencionó la necesidad de proyectar alternativas que den prioridad al derecho de la gente al agua y un medio ambiente sano, por encima de los privilegios de las inmobiliarias y los particulares.

El Buen Vivir es una alternativa para la idea del desarrollo, es encontrar equilibrio social, económico y ambiental. El Buen Vivir coloca como valor fundamental el respeto por la vida y la naturaleza.

La representante popular sostuvo que elevar a rango constitucional este concepto, obligaría a las autoridades a aplicar políticas públicas encaminadas a hacer de la Ciudad de México sustentable; que todos sus habitantes accedan al agua, pero sin afectar el subsuelo; regresar a la Ciudad su vocación lacustre y boscosa, para conseguir el oxígeno necesario y sano, todo ello en armonía con el desarrollo social y económico.

comentarios

Artículos relacionados