Ciudad de México, octubre 1, 2022 21:54
Cámara de Senadores Política

Frena oposición en Senado la militarización… por ahora

Al no tener los votos necesarios para aprobar el dictamen, Morena decide devolverlo a comisiones.

Queda pendiente en el Senado la aprobación de la propuesta de ampliar hasta 2028 la presencia de las fuerzas armadas en las calles.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

Al no poder asegurar los votos necesarios para su aprobación, la fracción de Morena en el Senado optó por retirar el dictamen  sobre la propuesta de alargar hasta 2028 la presencia militar en las calles.

Ello ocurrió a la mitad de un acalorado debate sobre la intención del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de modificar el artículo 5 transitorio de la Ley de las Fuerzas Armadas, que permite la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública hasta marzo de 2024.

A pesar de diversas maniobras y de presiones abiertas contra legisladores de la oposición para que se sumaran a Morena y sus partidos satélites, como ocurrió con el panista Raúl Paz, el partido del gobierno no pudo alcanzar la cifra mínima de 86 votos requeridos para la aprobación de la reforma constitucional.

El propio coordinador de la bancada morenista en la Cámara Alta, Ricardo Monreal Ávila, fue quien subió a la tribuna para anunciar la decisión de regresar el dictamen a comisiones y así impedir la votación del pleno, que le sería adversa.

“¡No traen los votos!, ¡no traen los votos!”, coreó la oposición después de que Monreal propusiera retirar la propuesta y ampliar el plazo de discusión..

Clemente Castañeda, la bancada de MC,  preguntó a la Mesa Directiva si había sido notificada por las comisiones de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Segunda de que el dictamen debía ser devuelto.

Cerca de las dos de la tarde, el presidente del Senado, Alejandro Armenta, informó que ya había recibido la petición pero que aún no se le daba trámite.

“¡Concluyamos la discusión y votemos!”, exigió el senador Castañeda.

Según el reportero Mayolo López, del diario Reforma, en los corrillos del Senado trascendió que a Morena le hicieron falta dos votos. El coordinador del PAN, Julen Rementería del Puerto, dijo que “entre tres y cuatro”.

Consciente de la realidad, el senador Ricardo Monreal, jefe de la bancada de Morena, subiría a tribuna a reconocer de facto que no tenía los números y a proponer que la minuta fuese devuelta a comisiones, lo que a la postre ocurriría.

Fue el senador Germán Martínez el que revelaría, en plena sesión, que el titular de Gobernación se encontraba en el hotel Emporio, al otro lado de Paseo de la Reforma, buscando, infructuosamente, incidir en la votación.

“¿Quieren extender el plazo para ver a cuántos más agarra Adán Augusto y a ver si le quita la candidatura a usted y le da un codazo a Claudia Sheinbaum y se baja Ebrard y se lucen con el Presidente? ¿Cuánto tiempo quieren para lucirse con el Presidente? Allí andaba, en el hotel Emporio, el señor…”

“Cuánto tiempo necesita Adán Augusto para lucirse con el Presidente y le da un codazo a Ebrard la candidatura y que se baje Sheinbaum”, ironizó el fundador del grupo plural.

Dante Delgado, el coordinador de Movimiento Ciudadano, aseguró que las presiones afloraron no solamente desde Bucareli sino que los mismísimos secretarios de la Defensa Nacional y de Marina, Luis Cresencio Sandoval y Rafael Ojeda, quienes habían intervenido también en la batería de presiones del Gobierno de la 4T.

“Al final, la polémica iniciativa que impulsó el PRI de ‘Alito’ se quedó en la congeladora de las comisiones, al menos durante unos días, a la espera de Morena pueda pepenar unos cuantos votos más”, escribió Mayolo.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas