Ciudad de México, octubre 24, 2021 05:25
Sociedad

Restricciones sociales a nivel individual, nueva perspectiva para evitar rebrotes

B. AMIGON

Un estudio llevado a cabo por un experto de la Universidad de Oxford señala, el distanciamiento social es una de las medidas a mejorar en la crisis sanitaria. Ya que una persona que socializa diario tiene siete veces más oportunidades de ser infectado y siete veces de infectar a otros. En el estudio se propone aplicar las medidas sólo a las personas con mayor movilidad en vez de la población en general.

Luego de casi un año desde el inicio de la pandemia por Covid-19, la situación se encuentra en un estado crítico, la fatiga pandémica y crisis económica vuelven difíciles las restricciones sanitarias. Con una población cansada del distanciamiento social, se necesitan nuevas perspectivas para no motivar rebrotes en las ciudades del mundo.

Con este objetivo en mente, el profesor Christopher Ramsey, físico especializado en ciencia interdisciplinaria de la Escuela de Arqueología en Oxford, publicó un estudio con una posible respuesta a la problemática. El estudio, publicado en la revista PLOS ONE, tiene la premisa de reducir las interacciones sociales a sus individuos más interactivos.

Bajo la idea de que es la población socialmente activa, por su trabajo o personalidad, quien realiza la mayor parte del contagio en una zona determinada. De recomendar no socializar más de una vez a la semana puede obtenerse un mayor control de los contagios, eventualmente puede aligerarse ese tiempo a cada tres días.

“Este enfoque debería funcionar, si las personas cumplen, porque alguien que socializa todos los días, en lugar de solo una vez a la semana, tiene siete veces más probabilidades de infectarse y también siete veces más probabilidades de infectar a otra persona”, declaró el profesor Ramsey.

Si bien se trata de una nueva forma de ver una de las principales medidas de seguridad, el profesor aclaró se trata de un modelo teorético. Al no haber utilizado datos poblacionales precisos, el modelo no funciona para medidas explícitas a zonas en específico. Su autor mencionó se trata de una nueva perspectiva que busca llevar las investigaciones del tema al nivel individual.

Las restricciones hasta el momento, aunque exitosas, han demostrado tener ciertas limitaciones en su aplicación por un tiempo largo. Con la población cansada del aislamiento y los negocios sin poder aguantar otro cierre prolongado, tener nuevas perspectivas es útil para enfrentar la crisis de coronavirus.

NOTIPRESS

comentarios

Artículos relacionados