Ciudad de México, octubre 21, 2020 14:19
Ciudad de México

Retiran estatua de Colón de Reforma, para ser restaurada; duda Sheinbaum acerca de su restitución

STAFF / LIBRE EN EL SUR

La estatua de Cristóbal Colón, descubridor de América, fue retirada  de su pedestal en el Paseo de la Reforma la madrugada del sábado, para ser restaurada.

Luego de efectuada la maniobra, la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, hizo un llamado a la población para reflexionar sobre el significado de la misma y la pertinencia de devolverla a su sitio, en el que ha permanecido desde 1877.

También fueron removidas por personal de la dirección de Obras del gobierno capitalino las figuras de los frailes Pedro de Gante, Bartolomé de las Casas, Juan Pérez de Marchena y Diego de Deza, que forman parte del conjunto conmemorativo de la colonización de México.

En un comunicado, la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, Encabezada por Alfonso Suárez del Real, informó que las estatuas recibirán una restauración profunda con el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Centro Nacional Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam).

Indicó asimismo la dependencia que la determinación de darle mantenimiento a la Glorieta de Cristóbal Colón, la cual históricamente fue la primera estatua colocada en Paseo de la Reforma en 1877, fue consultada y aprobada por el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México (Comaep).

En las últimas semanas, diversos grupos en redes sociales convocaron a una protesta para destruir la estatua el 12 de octubre, emulando manifestaciones antirracistas en EU y Europa, donde se han derribado efigies similares.

En una declaración sobre el retiro de la estatua, Sheinbaum Pardo comentó en conferencia de prensa que se trata de un trabajo que se tiene con el INAH y el Inbal, ya la Glorieta de Colón se ha pintado y desde hace tiempo se había pensado su restauración.

“A lo mejor valdría ahora que se está restaurando una reflexión colectiva de qué representa, sobre todo hacia el próximo año: los 700 años de la fundación lunar de Tenochtitlan, 500 años de la Conquista, 200 años del México Independiente y esta visión que todos aprendimos del descubrimiento de América, como si América no existiera antes de que llegara Colón”, dijo la mandataria capitalina. “Vale la pena una reflexión hacia el próximo año de lo que significa Colón o la calle Puente de Alvarado”, dijo la mandataria capitalina.

La estatua, que originalmente  se ubicaba en la colonia Tabacalera, fue donada a la Ciudad de México por Antonio Escandón, empresario y banquero mexicano, quien la ordenó en 1873 al escultor francés Charles Cordier. El monumento arribó a Veracruz en 1875 y fue instalado en 1877 en el Paseo de la Emperatriz o del Emperador (hoy Paseo de la Reforma), trazo encargado por Maximiliano de Habsburgo.

.

comentarios

Artículos relacionados