Ciudad de México, diciembre 5, 2020 02:14
Libre en el Sur

Se anotan triunfo vecinos de BJ: se compromete Delegación a impedir derribo de 20 árboles en Pilares (colonia Del Valle)

La movilización vecinal en contra del ‘boom’ inmobiliario y la depredación del medio ambiente en Benito Juárez comienza a dar frutos. Este sábado, después de que activistas ambientales –con el apoyo de residentes e intelectuales– se amarraron a cinco de los 20 árboles en peligro de ser derribados en la esquina de Pilares y Nicolás San Juan, colonia Del Valle, la autoridad delegacional se comprometió a impedir que los ejemplares sean talados.

Hacia las 11:30 horas, integrantes del Frente Ciudadano Vivan los Arboles, encabezados por Leonora Esquivel y Kim López, se apostaron con pancartas en el exterior del predio en que pretenden tirar los árboles para construir un edificio de vivienda, mientras otros se encadenaban a fresnos ubicados en la vía pública y unos más recolectaban firmas de apoyo entre automovilistas y transeúntes.

Al sitio acudieron personalidades del medio cultural y artístico, como los escritores Sealtiel Alatriste, Tedi López Mills y Álvaro Uribe Mateos, el actor Pablo Gorgé y la directora de Noticias de Canal 22, Laura Barrera, así como León Konik, quien fue director de Medio Ambiente de la Delegación Miguel Hidalgo durante la gestión de Gabriela Cuevas y Daniel Gershenson, que dirige las organizaciones Alarbo y Alconsumidor. Más tarde llegaron también para solidarizarse la diputada local del PRD, Dinorah Pizano, y el diputado federal del PAN, Jorge Sotomayor, quienes incluso firmaron la petición.

Aproximadamente media hora después de iniciada la manifestación llegó Agustín Torres, director general de Servicios Urbanos de la DBJ, quien se comprometió –verbalmente y por escrito– a prohibir el derribo de los árboles. Al reconocer que es facultad de la Delegación dar los permisos de derribo, enfatizó que el jefe delegacional Jorge Romero ha ordenado impedirlo. El funcionario ofreció incluso estar pendiente de cualquier violación por parte de los constructores, ya que ello tiene consecuencias penales.

“Las solicitudes de derribo están sobre mi escritorio; y no vamos a autorizarlas”, recalcó. “Lo digo aquí ante los vecinos y los medios”. Explicó que a pesar de que la mayor parte de los árboles se encuentran en un predio particular, de acuerdo con la Constitución el interés ambiental está por encima del interés privado, por lo que tal prohibición tiene todo el fundamento de ley.

comentarios

Artículos relacionados