Ciudad de México, septiembre 23, 2021 01:15
Ciudad de México

Se pandearon vigas por falta de pernos funcionales, concluye informe sobre L-12; la estructura, comprometida antes del 19S

STAFF/LIBRE EN EL SUR

El dictamen técnico sobre las causas del accidente de hace cuatro meses en la línea 12 del Metro concluye que el colapso se debió al pandeo de vigas por falta de pernos funcionales.

Este martes, el gobierno de Ciudad de México dio a conocer la segunda fase del informe de la empresa noruega DNV, que consta de 180 páginas, según informó Myriam Urzúa Venegas, secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil.

La estructura de la Línea 12 del Metro ya se encontraba comprometida antes del terremoto de 2017, de acuerdo con el dictamen final.

Eckhard Hinrichsen, director General de DNV México, indicó que tras semanas de trabajo de equipos internacionales, llegaron a la conclusión sobre las causas del colapso en la Línea 12.

Jesús Antonio Esteva Medina, secretario de Obras y Servicios dio lectura al resumen ejecutivo del reporte final de la empresa DNV en el que indica que realizó diversos análisis y pruebas de laboratorio a concretos y otros materiales usados en la obra.

Precisó el funcionarios  que tras la inspección visual, análisis de imágenes, muestreo, estudios, entre otros trabajos, se determinó que el colapso ocurrió como resultado del pandeo de las Vigas Norte y Sur facilitada por la falta de pernos funcionales en una longitud significativa, lo que causó que parte del tramo elevado perdieron su estructura compuesta.

La empresa noruega encontró defectos en todas las muestras de concreto que analizó del colapso de la Línea 12, el 3 de mayo.

“Se detectaron deficiencias en comparación con el criterio de diseño en todas las porciones de las estructuras de concreto que se probaron, varias muestras cayeron por debajo de los criterios mínimos especificados en las normas”, pone el dictamen.

Destaca que como resultado de ello, la estructura compuesta está operando como dos vigas paralelas independientes, una viga de concreto y una viga de acero, que experimentaron condiciones de carga para las que no estaba diseñadas, creando condiciones que llevaron a la distorsión del marco transversal central y la iniciación y propagación de grietas de fatiga que redujeron aún más la capacidad de la estructura para soportar la carga.

La empresa noruega encontró defectos en todas las muestras de concreto que analizó del colapso de la Línea 12, el 3 de mayo.

comentarios

Artículos relacionados