STAFF/LIBRE EN EL SUR

Con una nueva plataforma de 108 metros de largo y 3.70 metros de ancho, el sistema Metrobús de la Ciudad de México pretende solucionar el grave problema de saturación que padece la estación Félix Cuevas de la Línea 1, lo  que pone en evidente riesgo alto a miles de usuarios.

De acuerdo con el proyecto oficial de la obra –que enfrenta la oposición de vecinos de la zona—a cuya versión ejecutiva Libre en el Sur tuvo acceso, el nuevo cuerpo prácticamente duplicará la capacidad de la actual estación, que recibe al día un promedio de 30 mil 200 usuarios.  Esto será posible mediante la distribución del volumen de pasajeros, al fraccionarse en dos estaciones espejo.

Estación Félix Cuevas. Saturación y alto riesgo. Foto: Francisco Ortiz Pardo.

 

En la esquina de Insurgentes y Eje 7 Sur Félix Cuevas/Extremadura confluyen la línea 12 del Metro y la línea 1 del Metrobús. Y desde que la línea 12 del Metro llegó a su uso de maduración, sobrevino un incremento de aproximadamente un 20 por ciento en el flujo de pasajeros, lo que causó la peligrosa saturación, al llegar a 33 mil 246 el número de usuarios en días hábiles.

En la hora de máxima demanda, entre las 8:00 y las 9:00 de la mañana, la afluencia alcanza los tres mil 473 usuarios.

El gobierno de Ciudad de México informó que el nuevo cuerpo de la estación se construirá sobre el camellón de Insurgentes Sur, entre el Eje 7 Sur y la calle Valencia, a la altura de la tienda departamental Liverpool.

El tramo que será intervenido, frente a Liverpool Insurgentes. El limite hacia el sur será justo donde aparece el autobús. Foto: Libre en el Sur

 

La construcción, que se iniciará a principios de 2020 y tendrá un costo de 16 millones de pesos, implicará la tala de 23 árboles que actualmente existen en ese camellón, hecho que ha provocado la inconformidad de vecinos de la zona, particularmente de las colonias Insurgentes Mixcoac, Actipan y Extremadura Insurgentes, de la Alcaldía Benito Juárez.

La Secretaría del Medio Ambiente está proponiendo entre las medidas de mitigación una compensación de 94 árboles, cuatro por cada uno de los ejemplares que sean retirados, que serían planteados en lugares cercanos. Se piensa inicialmente en el propio camellón de Insurgentes Sur, hacia el cruce de la calle Millet, y en tramos de Félix Cuevas y Extremadura.

Se planea que esta ampliación permita una distribución del volumen de la demanda existente, al fraccionarse en dos estaciones. En el cuerpo ya existente habrá servicio en dirección sur hasta la estación Doctor Gálvez, y en dirección Norte, hasta Indios Verdes. En el cuerpo nuevo el Metrobús funcionará hacia El Caminero-La Joya, hacia el Sur, y hasta la estación Buenavista, hacia el norte.

El proyecto.

La nueva sección tendrá  un área total de almacenamiento de  129.6 metros cuadrados, suficiente para 776 personas. Habrá rampa de accesibilidad universal, área de servicios con Centro de Atención a usuarios y sanitario familiar, así como cruces seguros con semáforos audibles.

La posibilidad de construir la ampliación de la estación hacia el norte, donde sería menor el número de árboles afectados, fue desechada según los técnicos porque provocaría una afectación vial debido a que en esa parte la avenida Insurgentes Sur es más angosta, además de que no se cumpliría con la intención de seccionar en dos el volumen de pasajeros proveniente de la estación del Metro.

La intervención en el camellón central afectará el pequeño monumento a la Piedra del 68, una roca volcánica instalada ahí en un pedestal el 1 de agosto de 1968 con motivo del 30 aniversario de la marcha en defensa de la autonomía universitaria encabezada por el entonces rector de la UNAM, Javier Barrios Sierra, que hasta ese lugar llegó. La idea es reubicarlo en la cuchilla que forman la avenida Insurgentes Sur y la calle Santander, a unos 40 metros de su actual ubicación.

La “piedra del 68” será reubicada en la esquina de Santander e Insurgentes Sur. Foto: LIbre en el Sur

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts