Ciudad de México, marzo 2, 2021 10:39
Libre en el Sur

‘Terrorismo fiscal’ del gobierno del DF por autos, acusan diputados panistas; piden cambios a Ley Ambiental

Para terminar con el “terrorismo fiscal” que aplica el Gobierno del Distrito Federal a través de la Secretaría del Medio Ambiente local, al condicionar la verificación vehicular al pago de tenencia, multas o análogos, la diputación panista en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) solicitó reformas a la Ley Ambiental del Distrito Federal, a fin de dar certeza jurídica a los más de tres millones de personas que poseen un automóvil en la Ciudad de México.

A nombre de la bancada del PAN, el diputado Sergio Eguren Cornejo dijo que “si bien la Secretaría del Medio Ambiente está facultada para formular programas para prevenir, controlar y reducir las emisiones contaminantes, como la verificación vehicular, la dependencia no puede condicionar el pago de la tenencia para realizar este servicio, toda vez que es inconstitucional”.

Aseguró que al condicionar la verificación vehicular, la Secretaría del Medio Ambiente viola la ley ambiental que tiene como fin prevenir, controlar y reducir las emisiones de contaminantes provenientes de vehículos automotores en circulación, aseguró. El legislador explicó que con las adiciones a los artículos 141 y 196, fracción VI, con un último párrafo, quedará explícito que no se podrá negar o condicionar tanto el servicio de verificación vehicular, así como la entrega de la constancia respectiva por adeudos de naturaleza fiscal. Con la medida también se combatirá la corrupción que regularmente se da en los 81 centros de verificación existentes en el Distrito Federal. Lo que ha planteado el jefe de Gobierno, dijo, “no es un discurso de izquierda, sino un doble discurso, ya que quiere sacar más recursos a los ciudadanos de un impuesto que ya no tiene razón de existir, y que no se puede hacer este condicionamiento al pago de otros impuestos”.

Eguren Cornejo explicó que hay mucha gente que no paga el predial, porque renta un departamento o casa, o bien, que hay quienes acaban de comprar un vehículo o son estudiantes y carecen de responsabilidades fiscales y que tampoco podrán ser sujetos a un subsidio. “Esa diferenciación que se pretende hacer me parece irresponsable y que daña a la ciudadanía”, porque “no es con amenazas o con condicionantes como el Gobierno local tiene que hacerse de recursos, para ello tiene que buscar los mecanismos adecuados para lograr una verdadera política recaudatoria”, puntualizó.

En este sentido, el legislador comentó que mucho se ha dicho sobre la pérdida de presupuesto de cerca de 14 mil millones de pesos pero que tras un análisis al interior del GPPAN se concluye “que con el presupuesto aprobado en la Cámara de Diputados, cerca de 59 mil millones de aumento para los estados, al Distrito Federal se le están dando 8 mil millones, adicionales a la repartición general por el ajuste de gasolina, que son 4 mil millones de pesos más”. Además, existen remanentes del 2010 que no se han aplicado por más de 3 mil 200 millones, de una deuda contratada y aprobada por la Secretaría de Hacienda de 3 mil millones, así como un subejercicio de 4 mil 592 millones de gasto programable acumulado que dan la cantidad total de 22 mil 854 millones. Con ello, “se comprueba que el discurso de que no hay dinero en esta ciudad, es falso”.

comentarios

Artículos relacionados